Siempre hemos escuchado eso de que hay que hidratarse con al menos dos litros de agua al día, pero veamos que hay de cierto en ese dicho popular. Nuestra experta en nutrición, Sònia Cibrián nos da la respuesta.

Hay que decir que el agua es la bebida que mejor nos mantiene hidratados, pero debe cumplir con unos requisitos para que cumpla su función. El agua debe ser potable, clara, incolora e insípida. Además de esto también vamos a dejar claro que el agua no aporta calorías y no engorda.

¿Por qué es tan importante beber agua a diaria?

Debemos ser conscientes de que en situaciones, como por ejemplo, en la realización de ejercicio, en labores que requieran esfuerzo físico, en situaciones de calor excesivo o en episodios de vómitos y diarreas debemos evitar la pérdida de líquido y por consiguiente debemos aumentar la ingesta para que esto no ocurra.

Cuando nos deshidratamos, la pérdida de líquido puede ocasionar fallos en nuestro organismo. Sònia Cibrián explica que para llegar a ese extremo, el cuerpo pone en marcha sus mecanismos y el más habitual es la sed, es decir, el cuerpo es listo y manda información a nuestro cerebro para indicarle que estamos ante una situación de deshidratación que deberemos evitar.

¿Tiene que beber todo el mundo 2 litros al día?

Como nutricionista, Sónia siempre recomienda un consumo adecuado de agua dependiendo de cada persona, ya que las necesidades pueden variar de una persona a otra. Hay que evitar la ingesta de bebidas azucaradas y alcohólicas, por que no solamente no hidrata sino que favorece todo lo contrario, la deshidratación y por consiguiente, aportan calorías a nuestro organismo. La ingesta de agua del grifo o embotellada debe darse diariamente y además, también la podremos consumir otros alimentos como es la fruta y la verdura.

Siempre se ha dicho que hay que consumir mínimo 2 litros de agua al día, pero los estudios demuestran que pocas personas llegan a consumir esa cifra diariamente y a pesar de ello no se han encontrado síntomas de deshidratación. El motivo de ello viene dado por que no sólo bebemos agua, sino que además muchos de los alimentos que consumimos en nuestra dieta diaria contiene agua, y esto ya nos aporta entre un 20 y 30 % de las necesidades diarias. Es cierto que, en temporadas de calor las necesidades aumentan y por tanto beberíamos más de 2 litros al día, afirma Cibrián.

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando no bebemos agua?

Si no bebemos la cantidad recomendada nuestro cuerpo lo empieza a notar de modo que:

  • Nuestro organismo enlentece el metabolismo y por consiguiente aumentaría la sensación de fatiga.
  • La piel se mostraría más seca y más arrugada.Conoce los tipos de pieles y cómo debes cuidarla.
  • Estamos más expuestos a infecciones de orina.
  • Estreñimiento. En especial durante el embarazo es importante mantenerse hidratada ya que así evitaremos los episodios de estreñimiento, así también ayudaremos a evitar las hemorroides.
  • Problemas de concentración.
  • Y otros desencadenantes como son las enfermedades de la diabetes, la obesidad y los trastornos cardiovasculares o respiratorios.

 

Consultar ahora. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico. App salud.

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.