La nutrición es una de las grandes preocupaciones de este siglo y por ese motivo, las autoridades sanitarias se han encargado de informarnos sobre ello para seguir una alimentación sana y saludable, con la finalidad de reducir y prevenir los problemas de salud. Con los nuevos avances, se ha creado un nuevo método que clasifica a los alimentos por su nivel de procesados y no tanto por su nivel nutricional. Los alimentos catalogados como procesados son aquellos que su elaboración es industrial, y por el contrario los no procesados son todos aquellos alimentos frescos.

Nuestra experta en nutrición, Sònia Cibrián, nos comenta que “no se puede afirmar que todos los alimentos procesados son malos, de hecho, como veremos más adelante, hay alimentos poco procesados que son saludables y recomendables. Pero siempre hay que tener en cuenta que deberíamos basar nuestra dieta en alimentos lo más frescos y naturales posibles, e huir de los alimentos ultra procesados, ya que llevan una gran cantidad de aditivos”.

¿Qué es el sistema NOVA?

Debido a nuestro estilo de vida este sistema clasifica a los alimentos en cuanto a su nivel de procesado para que así se adapten a nuestro ritmo. El objetivo es agruparlos en 4 diferenciados grupos, teniendo en cuenta su naturaleza, el nivel de procesado y la finalidad de dichos alimentos:

  • Grupo 1

Alimentos sin procesar y mínimamente procesados. Se trata de alimentos frescos, distribuidos tras la recolección en caso de vegetales, o tras la matanza en caso de animales. Además también se incluyen aquellos alimentos que han sido modificados (pelados, molido, rallados, desmenuzado, deshuesado…) pero si adición de sustancias como sal, azúcar o grasa. También se consideran mínimamente procesados los alimentos pasteurizados, descremados, esterilizados, enfriados, refrigerados, congelados, embotellados, fermentados sin alcohol y empaquetados al vacío.

Alimentos procesados, frescos, verduras, frutas. Recomendación médica. Chat médico. Sònia Cibrián. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

  • Grupo 2

Este grupo incluye todos aquellos alimentos a partir de los del grupo 1, por molido, prensado, refinado, triturado o pulverizado. No se consumen de forma aislada, sino que sirven para obtener una receta casera junto a los alimentos del grupo 1. Son alimentos como aceites, grasas, sal, azúcar, especias, miel, mantequilla.

miel, Alimentos procesados, frescos, verduras, frutas. Recomendación médica. Chat médico. Sònia Cibrián. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

  • Grupo 3

Alimentos procesados. Se trata de alimentos del grupo 1 con un proceso de transformación simple y una lista de ingredientes corta. Por ejemplo, una barra de pan, sardinas en aceite, quesos curados, verduras enlatadas.

sardinas, miel, Alimentos procesados, frescos, verduras, frutas. Recomendación médica. Chat médico. Sònia Cibrián. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

  • Grupo 4

Alimentos ultra procesados. Se incluyen preparados industriales con alto número de aditivos, hasta con 20 componentes totales.

ultraprocesados, sardinas, miel, Alimentos procesados, frescos, verduras, frutas. Recomendación médica. Chat médico. Sònia Cibrián. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

¿Cuáles son los más saludables?

Los procesados sencillos son saludables y se pueden consumir con tranquilidad. Las conservas de pescado, verduras o legumbres, los pescados ahumados o los quesos no ocasionan ningún problema si se toman de forma esporádica.

Parecen saludables pero no lo son

  • Galletas 0% azúcares: En las galletas sin azúcar se emplean polialcoholes del tipo maltitol, isomaltol, xilitol. No tienen azúcar (o apenas), pero sí hidratos de carbono y grasas, con lo que las calorías son similares a las galletas clásicas. En algunas marcas en concreto, además, las sin azúcar llevan más cantidad de grasas saturadas.
  • Tomate frito 0%: Al freír tomate se añade azúcar para contrarrestar la acidez. En la versión edulcorada se elimina este ingrediente, pero el propio tomate sigue teniendo bastante azúcar. Al final, la reducción de azúcar es muy ligera y se compensa con más grasas, con lo que las calorías finales son idénticas.
  • Yogures infantiles: Ninguno de estos productos cumple con los requerimientos de un preparado de continuación. Ambos coinciden en un excesivo contenido en sacarosa, en azúcar, lo que es un problema: sólo aporta calorías a la dieta de un bebé. Los pediatras desaconsejan que los niños pequeños se habitué al sabor dulce de los alimentos, ya que según vayan creciendo preferirán estos alimentos. Otras alternativas, que además son más adecuadas son el yogur natural (sin azúcar y sin desnatar), queso fresco (sin sal) o requesón. Pero para ello hay que esperar a que el pequeño cumpla los 9 meses. ¿Cuándo tengo que empezar a darle comida sólida a mi bebé?.

Recomendación

Con este nuevo sistema, la recomendación es hacer la base del plato con los alimentos del grupo 1, condimentar con los del grupo 2, reducir el consumo del grupo 3 y en el caso de consumirlos, combinarlos con los del grupo 1 y evitar los del grupo 4, para así reducir considerablemente la ingesta de sal y azúcar. Por otro lado, lo importante será aprender a leer el etiquetado de los aliementos. Si un alimento lleva más de 5 ingredientes es muy probable que se trate de un alimento ultra procesado y, por tanto, deberíamos consumirlo solo de forma ocasional.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.