La anorexia y bulimia son una de las enfermedades más sufridas de este siglo, siempre se habla de mujeres, pero cada vez son más hombres los que la sufren. Quienes la padecen anulan el comer sobre su cerebro y quienes están a su alrededor notan los cambios de personalidad, ven como su hijo/a se vuelve más tenso e incluso con insomnio y lo más triste de todo son los cambios y heridas que se producen en su cuerpo. Si ves que está decaido y con ciertos cambios, te contamos cómo detectarlo.

Los trastornos de la alimentación son patologías graves que suelen aparecer en la adolescencia. Los expertos creen que uno de los factores que más ha influido es la obsesión por la delgadez en el mundo de la moda, pero su origen tiene muchos factores asociados.

Los dos trastornos principales son la Anorexia y la Bulimia. Ambos tienen que ver con la alimentación y la relación con los alimentos, pero tienen algunas características que los diferencian, suelen combinarse síntomas de las dos. La detección precoz es muy importante, ya que aumenta las posibilidades de curación y ayuda a evitar que el problema se convierta en crónico.

¿Cómo saber si tiene Anorexia?

Estos son signos que te pueden ayudar y alertar del problema:

  • Cada vez come cantidades más pequeñas de comida.
  • Tiene un miedo intenso a engordar.
  • Aunque esté delgada, dice que está gorda.
  • Hace ejercicio en exceso para bajar de peso.
  • Deja de tener la menstruación.
  • Va al baño después de comer (suelen hacerlo para provocarse el vómito).
  • Puede empezar a usar laxantes o diuréticos para perder peso.
  • Le cambia el humor: se irrita con facilidad y en algunos momentos se siente deprimida.
  • Se obsesiona por las calorías de los alimentos.
  • Niega tener un problema con la alimentación.
  • No quiere ir a las comidas familiares o de amigos.
  • Duerme poco y le cuesta concentrarse.
  • Falta de interés por las actividades de ocio.

Si presenta varios de estos síntomas, debes preguntar a un especialista. El diagnóstico y tratamiento es fundamental.

¿Y cómo sé si lo que tiene mi hija es Bulimia?

Quien padece bulimia presenta muchos de los signos que se dan en la anorexia, y a veces, puede ser difícil diferenciarla. Los rasgos más característicos que te ayudarán a diferenciarla, son:

  • Tiene una preocupación excesiva por la comida, a veces come gran cantidad de alimento, y después desaparece y se va al baño, donde seguramente se provoque el vómito o tome laxantes o diuréticos para contrarrestarlo.
  • Baja autoestima, puede haber vivido problemas familiares, como falta de afecto, problemas con la bebida u otras drogas, etc.
  • Después del atracón, se sienten culpables y tienen vergüenza, por lo que suelen hacerlo a escondidas. Si sospechas, es importante revisar si tiene comida escondida en su habitación.

Análisis de los trastornos alimentarios

Diagnóstico de los transtornos alimentarios: suele consistir en una exploración física, analítica, una evaluación psicológica y otros estudios para descartar problemas en los huesos o en el corazón.

Tratamiento de los transtornos alimentarios: suele llevarse a cabo por equipos de especialistas en trastornos de la alimentación que incluyen médicos, profesionales de salud mental y dietistas.

Riesgos de los transtornos alimentarios: padecer anorexia puede salir muy caro. Pueden aparecer problemas neurológicos, en el estómago, en el corazón y en los huesos.

¿Y qué puedo hacer yo para ayudar?

Tu ayuda es fundamental, no sólo para detectar el problema, sino también durante el tratamiento.

  • Sé comprensiva y paciente, escucha sus problemas.
  • Exponle tus preocupaciones, pero sin culparla.
  • Da ejemplo con comidas sanas y horarios establecidos para las comidas.
  • Plantéale alguna actividad después de comer, para evitar que se pueda provocar el vómito.

Sabemos que puede ser un proceso largo y difícil, ya que suelen negarse a recibir ayuda, pues creen que no tienen ningún problema. No decaigas y ten en cuenta que siempre encontrarás apoyo en los equipos de profesionales expertos. Consulta tus dudas con ellos y seguro que te darán el mejor consejo para seguir adelante.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.