Cuando una persona nota cierta hinchazón, dolor y rigidez en las articulaciones, dificultad para moverse, que se acrecienta con la edad, se va desarrollando de forma progresiva y es especialmente dolorosa por las mañanas nada más despertarse, es posible que esté padeciendo artritis.

¿Qué es la artritis?

La artritis es una enfermedad inflamatoria de origen autoinmune caracterizada por la degeneración de las articulaciones, que comienza por la inflamación de la membrana sinovial y afectando frecuentemente a manos, muñecas, tobillos y pies.

Causas de la artritis

No están muy claras las causas por las que la artritis se desarrolla. Se presenta en ciertas personas con predisposición genética, pero no es hereditaria.
Puede ser debida a la acción de un agente interno que favorece la formación de un anticuerpo que daría como resultado la inflamación de las articulaciones de manera exagerada con lo que se produciría una erosión de las mismas.

Diferencias entre  dos términos que pueden crear confusión artritis y artrosis. Aquí encontrarás toda la información de la artrosis.

 

Síntomas de la artritis

Al principio se produce dolor en pequeñas y grandes articulaciones de forma gradual y crónica, resultado de la inflamación de las mismas, lo que, en ocasiones, se hace visible a simple vista.
Además puede cursar provocando síntomas extraarticulares como adelgazamiento, cansancio, fiebre, debilidad y hormigueo en pies o manos. Esta inflamación también puede afectar a los ganglios linfáticos, pulmones (inflamación de la pleura y otras manifestaciones pulmonares), sistema cardiovascular, piel, ojos, sistema neurológico, insuficiencia renal.

Diagnóstico de la artritis

El examen físico no es del todo concluyente.
Se realizan pruebas de laboratorio como análisis de sangre y de líquido sinovial para obtener marcadores de inflamación, serológicos, anticuerpos antinucleares, etc.
Aunque no existe una prueba totalmente específica para el diagnóstico de esta enfermedad.

Tratamiento de la artritis

No hay un tratamiento definitivo, pero sí existen fármacos que ayudan en la enfermedad:

  • Antiinflamatorios y corticoides.
  • Fármacos que modifican la enfermedad (llamados FAME), que suelen ser de acción lenta.
  • Medicamentos biológicos, cuando no dan resultados los anteriores tratamientos.
  • Existen otros procedimientos como las infiltraciones, cirugías correctoras, dispositivos ortopédicos, etc.

Recomendaciones para vivir con la enfermedad

Cuando se padece artritis es conveniente controlar ciertos aspectos de la vida habitual para convivir con la enfermedad:

  • Llevar una vida sin agobios y sin mucho estrés. Dormir unas 9 horas diarias.
  • No llevar a cabo esfuerzos físicos y trabajos repetitivos o que exijan estar de pie mucho rato.
  • No hacer uso de la fuerza con las manos.
  • Realizar ejercicio moderado, como nadar, caminar o ir en bicicleta.
  • Adoptar posturas adecuadas para que no sufran las articulaciones.
  • Cuidar la alimentación para evitar el sobrepeso.
  • Tener un tono muscular apropiado ayuda, sobre todo, en la zona cercana a la articulación dañada. Realizar ejercicios, contracciones musculares, usar dispositivos para mantener la postura correcta resulta beneficioso.
  • Vacunarse contra las enfermedades para prevenir infecciones.
  • Eliminar el tabaco.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.