El embarazo es una época en la cual el cuerpo de la mujer sufre muchos cambios. La pelvis puede verse afectada por la artropatía pélvica que conlleva molestias considerables debido a los dolores que llega a ocasionar.

Qué es la artopatía pélvica

Este problema se produce debido a la influencia hormonal que provoca una relajación y movimiento de las articulaciones de la pelvis que da lugar a un dolor de tipo punzante.
Las molestias se inician en la zona púbica, se irradian hacia las ingles y muslos tanto en la parte delantera como trasera así como región lumbar, se pueden producir a lo largo de todo el embarazo.

Los síntomas pueden ir en aumento afectando a la movilidad de la mujer que puede limitar la movilidad de la paciente y su capacidad para caminar, en ocasiones debiendo caminar a pequeños pasos. Subir escaleras y cargar pesos puede resultar muy doloroso.

Debido a los cambios hormonales que existen durante el embarazo, estas articulaciones van modificándose y permiten un movimiento y desplazamiento, provocando los síntomas referidos. Además, el peso del útero y del propio feto provocan un desplazamiento añadido.

Diagnóstico de la artropatía pélvica en el embarazo

Lo primero es consultar con el especialista (ginecólogo) para que diagnostique esta patología y descarte cualquier otra. El diagnóstico precoz es muy importante para la evolución posterior de la enfermedad.

La palpación articular, compresión con ambas manos de los trocánteres y la imposibilidad de flexionar la cadera con las piernas extendidas son algunas de las pruebas que hará el médico.
Una ecografía abdominal o la resonancia magnética muestran cómo se encuentran las estructuras óseas y los cambios que se han producido en las zonas blandas.

Tratamiento de la artropatía pélvica durante el embarazo

Después de esto, el tratamiento normalmente se basa en analgésicos, paracetamol, AINE- Antiinflamatorios No Esteroideos- para calmar el dolor y ciertos ejercicios físicos recomendados por un fisioterapeuta con el objeto de fortalecer la musculatura abdominal.

El ginecólogo puede recomendar el uso de una faja e incluso, en ciertos casos, es posible que sea necesario un apoyo para caminar (muleta o bastón)

Es recomendable el descanso en decúbito lateral; puede haber casos en los cuales las pacientes deban permanecer varias semanas en reposo debido al dolor.

Aplicar compresas de frío o calor local puede ser muy útil para calmar las molestias.

Qué pasa después del parto

Si la patología ha sido diagnosticada y tratada durante la gestación, las posibilidades de que el parto se produzca con total éxito aumentan considerablemente.

Pero es muy probable que las molestias no desaparezcan después de este, aunque sí que se irá produciendo una mejoría con el transcurso de las semanas hasta llegar a hacer una vida normal.

Cuando se produce una artropatía pélvica durante un embarazo a muchas mujeres les queda la duda si en futuras gestaciones puede volver a ocurrir esto, pero a día de hoy es imposible predecir si la enfermedad se puede desarrollar de nuevo.

¿Tienes dudas? ¡Consulta al especialista!

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!