El azúcar es dulce y aparentemente nos sienta de maravilla. A veces es como una droga. Pero puede ser muy tóxico para la salud, sobre todo cuando se consume en grandes cantidades.

El azúcar de mesa refinado se procesa químicamente, y se eliminan sus propiedades beneficiosas. Se ha relacionado con numerosas afecciones de la salud, que incluyen: obesidad, problemas dentales, diabetes, daño hepático y problemas cardíacos.

La sacarina se descubrió a principios del siglo XX como una solución para la escasez de azúcar durante la Primera  y la Segunda Guerra Mundial. A fines de la década de 1970, fue retirado del mercado porque se creía que causaba cáncer de vejiga. Sin embargo, en estudios recientes, no se han encontrado los mismos resultados, por lo que se ha incluido como una opción edulcorante para el público en general.

¿Qué otras alternativas al azúcar existen en el mercado?

  • Stevia

Stevia es un edulcorante natural que proviene de la planta Stevia rebaudiana. Para hacer la stevia, los fabricantes extraen compuestos químicos llamados glicósidos de esteviol de las hojas de la planta. Este producto altamente procesado y purificado es alrededor de 300 veces más dulce que la sacarosa o el azúcar de mesaLa stevia tiene varias ventajas y desventajas. Este edulcorante no contiene calorías y no eleva los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, es más caro que otros sustitutos del azúcar y tiene un regusto amargo.

  • Tagatosa

La tagatosa es una forma de fructosa que es aproximadamente 90 por ciento más dulce que la sacarosa.  Algunos estudios indican que la tagatosa tiene un índice glucémico bajo (IG) y puede ser conveniente para tratar la obesidad.

  • Sucralosa

La sucralosa es un edulcorante artificial hecho de sacarosa y es aproximadamente 600 veces más dulce que el azúcar, pero contiene muy pocas calorías.

  • Aspartamo

El aspartamo es un edulcorante artificial pero no es un buen sustituto del azúcar para hornear. Se descompone a altas temperaturas, por lo que las personas generalmente lo usan como un edulcorante de mesa. No es seguro para las personas con un trastorno genético poco común conocido como fenilcetonuria, es una rara afección en la que el cuerpo no es capaz de descomponer un aminoácido llamado fenilalanina. El hecho de carecer de esta enzima hace que los niveles de este aminoácido se vaya acumulando en el cuerpo y pueda producir un daño en el sistema nervioso central.

  • Acesulfamo de potasio

El acesulfamo de potasio, también conocido como acesulfamo K y Ace-K, es un edulcorante artificial que es alrededor de 200 veces más dulce que el azúcar. Los fabricantes a menudo combinan el acesulfamo de potasio con otros edulcorantes para combatir su sabor amargo.

  • Neotame

Neotame es un edulcorante artificial bajo en calorías que es aproximadamente 7.000 a 13,000 veces más dulce que el azúcar de mesa. Puede tolerar altas temperaturas, lo que significa que es adecuado para hornear.

¿Cuáles son los beneficios de los edulcorantes?

  • Sobre el control de peso: Los edulcorantes no contienen calorías, o en muy poca cantidad, por lo que en el contexto de una dieta variada y equilibrada ayudan a prevenir el sobrepeso y la obesidad.
  • Sobre enfermedades crónicas: En pacientes con diabetes los edulcorantes como sustitutos del azúcar favorecen el control de la enfermedad y el control de peso.
  • Sobre la salud dental: Sustituyendo los azúcares por edulcorantes se disminuye el riesgo de caries.

¿Qué seguridad aportan los edulcorantes?

Desde hace unos años se ha creado una controversia alrededor del uso de edulcorantes, con diversos colectivos en contra de su uso por aumento de determinadas patologías como el cáncer. A partir de aquí se ha publicado el “Documento de Consenso Iberoamericano sobre los edulcorantes bajos en calorías o sin calorías” (2018) donde se aborda la seguridad y los aspectos nutricionales de los diferentes edulcorantes, concluyendo que los edulcorantes son seguros para la salud, y una opción beneficiosa para sustituir los azúcares refinados.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.