Se han ido introduciendo en nuestra dieta debido a la influencia de la cocina oriental y van ganando adeptos. Cocinadas o crudas son fuente de vitaminas y minerales. Vamos a ver los beneficios de las algas en nuestra alimentación.

Algunos tipos de algas

Existen muchos tipos de algas comestibles y todas tienen sus beneficios para la salud de quien las come:

  • Espirulina. No es exactamente un alga, sino una cianobacteria que aporta más proteínas que la carne o el pescado.
  • Nori, utilizada en el sushi que contiene proteínas y vitaminas del grupo B, además de ayudar a cuidar los niveles de colesterol en sangre.
  • Agar-Agar, actúa protegiendo la mucosa gástrica y hace que determinados alimentos se digieran mejor.

Beneficios de las algas en la alimentación

Vamos a ver en qué mejora la salud cuando ingerimos algas:

  • Contienen grasas saludables. Aportan un 5% de las grasas insaturadas que son esenciales para el organismo humano.
  • Al ser ricas en fibra, ayudan a regular las funciones intestinales contribuyendo a evitar el estreñimiento.
  • Calman la sensación de apetito. Aumentan su tamaño al contacto con el agua, lo que significa que la sensación de llenado en el estómago se produce antes, con lo que se come menos y son bajas en calorías.
  • Son ricas en yodo y sirven para regular la tiroides que es la glándula responsable del metabolismo y el sistema hormonal.
  • Tienen un alto contenido en vitamina A, consecuentemente resultan importantes para prevenir enfermedades propias de la vista.
  • Muy apropiadas para personas con déficits de vitaminas y minerales. Son ricas en potasio, sodio, yodo, calcio y hierro, además de contener vitaminas como la A, B1, B12 y C.

 

Beneficios de las algas. nutrición, vitaminas, mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

 

Cocinar las algas para potenciar la salud

Como podemos ver sus beneficios son considerables, además, no hace falta usar mucha cantidad para que aporten nutrientes y buen sabor al combinarlas con otros alimentos.

Otra forma de comerlas es en ensalada; algunas están especialmente indicadas como el arame y wakame que se aliñan con vinagreta y conservan sus propiedades saludables, además de tener un gran sabor.

Mezcladas con otros platos como las legumbres (kombu por ejemplo) potencian su sabor y aumentan sus beneficios para el organismo.

Fritas y aderezadas con pimienta y otras especias (kombu o nori).

Como vemos se pueden comer de variadas maneras y, de paso, ayudar a nuestra salud pero cabe destacar que siendo muy ricas en algunos minerales como el yodo y el sodio, se debe controlar el consumo para no superar las dosis recomendadas de ingesta de ambos minerales mencionados.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.