El trastorno bipolar también se denomina enfermedad maníaco-depresiva y es un trastorno cerebral que causa cambios inusuales en el estado de ánimo, la energía, los niveles de actividad y la capacidad para realizar las tareas diarias.

El estado de ánimo, en los 4 tipos básicos de trastorno bipolar que existen, va desde períodos de comportamiento exaltado y con energía (conocidos como episodios maníacos) hasta períodos muy tristes o sin esperanza (conocidos como episodios depresivos). Los episodios maníacos leves son conocidos como hipomanícos.

Los cuatro tipos de bipolaridad

Los cuatro tipos de trastorno bipolar que existen son:

  1. Trastorno bipolar I: se tienen episodios maníacos, que a veces son tan graves que se requiere atención hospitalaria inmediata. Y hay también episodios depresivos de unas dos semanas de duración.
  2. Trastorno bipolar II: se define por un patrón de episodios depresivos e hipomaníacos, no siendo estos últimos tan completos como los del tipo anterior.
  3. Trastorno ciclotímico: se producen numerosos períodos hipomaníacos y también períodos de síntomas depresivos que duran al menos 2 años.
  4. Otros trastornos bipolares y relacionados especificados y no especificados, definidos por los síntomas del trastorno bipolar que no coinciden con las tres categorías enumeradas anteriormente.

Las personas con trastorno bipolar experimentan períodos de emoción inusualmente intensa, cambios en los patrones de sueño y niveles de actividad y comportamientos inusuales.

Causas del trastorno bipolar

Hay varios factores que contribuyen a la enfermedad o a un aumento del riesgo.

  • Estructura y funcionamiento del cerebro: El cerebro de las personas con trastorno bipolar puede diferir de los cerebros de personas sanas o con otros desórdenes mentales.
  • Factores genéticos: Las personas con ciertos genes son más propensas a desarrollar trastorno bipolar que otras.
  • Historia familiar: Los niños con un familiar de primer grado que sufra trastorno bipolar son mucho más proclives a desarrollar la enfermedad.

Tratamientos

El tratamiento ayuda a muchas personas, incluso a aquellas con las formas más graves de trastorno bipolar, a tener un mejor control de sus cambios de humor y otros síntomas bipolares. Un plan de tratamiento efectivo generalmente incluye una combinación de medicamentos y psicoterapia. El trastorno bipolar es una enfermedad de por vida.

Medicamentos

Pueden ayudar a controlar los síntomas del trastorno bipolar. Puede que una persona tenga que probar varios medicamentos diferentes antes de encontrar los que mejor funcionan.

Los medicamentos generalmente utilizados para tratar el trastorno bipolar incluyen:

  • Estabilizadores del humor
  • Antipsicóticos atípicos
  • Antidepresivos

Hay que evitar dejar de tomar un medicamento sin hablar primero con un médico. La interrupción repentina de un medicamento puede provocar un “rebote” o un empeoramiento de los síntomas.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.