Has llevado a tu bebé de urgencias por fiebre y unos extraños sarpullidos y has vuelto a casa con el diagnóstico de “virus boca-manos-pies”. Ahora te surgen las dudas: ¿qué es esta enfermedad y por qué tiene un nombre tan raro? ¿Es grave?

La denominación médica de esta enfermedad es Exantema vírico de boca-manos-pies. Se trata de una infección causada por un virus de nombre impronunciable (Coxsackie A16) que, en realidad, es muy común, sobre todo en la época más cálida del año. Suele afectar a niños muy pequeños, habitualmente bebés y preescolares. No se trata de una infección grave, pero sí puede ser muy molesta para los pequeños.

¿Cuáles son sus síntomas?

Empieza con un resfriado común: fiebre, dolor de garganta, malestar y falta de apetito. Pero después vienen los síntomas característicos, que son los que le dan nombre: sarpullidos y ampollas en el interior y alrededor de la boca, en la palma de las manos y en las plantas de los pies. A veces, también pueden aparecer en la zona genital.

Estos sarpullidos son pequeñas manchas rojas y planas, sin costra. Pueden ir acompañados de ampollas pequeñas, sobre todo en las zonas donde hay roce (por ejemplo, en el pliegue del pañal). En la boca pueden tener forma de llagas o pequeñas úlceras, que suelen ser dolorosas. Otra de las infecciones más comunes en niños es la quinta enfermedad o eritema infeccioso.

 

Enfermedad, virus boca, manos, pies. mediquo - tu amigo médico

 

¿Es contagiosa? ¿Y peligrosa?

El virus boca-mano-pie es muy contagioso, por lo que es normal que, si hay más de un niño en casa, lo cojan todos a la vez. Sin embargo, no hay que alarmarse, se trata de una infección benigna.

El virus se contagia mediante los fluidos corporales: la saliva, la orina y las heces. Se ceba en las personitas que aún no tienen su sistema inmunitario del todo desarrollado (como es el caso de los niños), aunque también pueden contagiarse los adultos sanos.

Por eso, cuando tenemos un pequeño infectado en casa, hay que extremar la higiene:

  • Lavarse las manos.
  • No compartir cubiertos o artículos de aseo.
  • Evitar el contacto directo con su saliva.
  • Lavar con cuidado las superficies que ha utilizado el pequeño, desde las sábanas de su cama hasta los juguetes que más utilice.

¿Cuándo ir a urgencias?

La enfermedad suele resolverse por sí sola en más o menos una semana, por lo que habrá que tener un poco de paciencia. Las complicaciones son raras, pero debemos estar atentos y llevar al niño de urgencias si aparece:

  • Fiebre continuada durante más de 3 días.
  • Rigidez en el cuello.
  • Somnolencia y aturdimiento.
  • Parálisis o dificultad para mantener la fuerza en piernas o brazos.

 

Enfermedad, virus boca, manos, pies. mediquo - tu amigo médico

 

¿Cómo se trata?

No hay tratamiento ni vacuna para este virus, por lo que solo se tratan los síntomas: la fiebre y el dolor. Para ello, se utilizan analgésicos y antipiréticos para niños según la dosificación indicada para su edad y peso.

Además, puedes pedir a tu farmacéutico que te recomiende algún producto tópico para las llagas en la boca. Recuerda además que, siempre que un niño tiene fiebre, debemos asegurarnos de que tome mucho líquido. En este caso, es mejor evitar los zumos para que no le escuezan las llagas. En cambio, el agua y los lácteos son buenas opciones.

 

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.