En la bronquitis hay una inflamación del tracto respiratorio inferior que aqueja a los bronquios de los pulmones. La bronquitis puede revestir carácter agudo pero también puede llegar a hacerse crónica, teniendo entonces mayor gravedad.

¿Qué es la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda es el desarrollo repentino de inflamación en los tubos bronquiales. La bronquitis aguda aparece de pronto y se podrá curar por si sola después de 10 días. Ocurre debido a un virus o al respirar sustancias que irritan los pulmones, como el humo del tabaco, el polvo y la contaminación del aire. Las bacterias también pueden ser causantes de bronquitis aguda. 

En esta inflamación están implicados los conductos que llevan aire a los pulmones al estar inflamados. Por lo general, esta inflamación mejora por si sola sin la necesidad de antibióticos. La infección es normal que dure de 3 a 10 días; pero la tos puede seguir durante varias semanas. Es diferente de la bronquitis crónica, una enfermedad para la cual, hoy en día, no hay cura.

Cómo afecta la bronquitis aguda a tu cuerpo

Las células que recubren los bronquios se infectan. La infección generalmente comienza en la nariz o garganta y viaja a los tubos bronquiales. Cuando el cuerpo trata de combatir la infección, hace que los tubos bronquiales se inflamen. Esto te hace toser. A veces se trata de una tos seca, pero a menudo toserá mucosidad (esputo). La inflamación también hace que se pueda mover menos aire a través de los bronquios, lo que puede causar sibilancias, opresión en el pecho y dificultad para respirar. Eventualmente, el sistema inmune combate la infección. La bronquitis aguda suele durar de 3 a 10 días. Sin embargo, la producción de tos y mucosidad (esputo) puede durar varias semanas después de que la infección haya desaparecido.

¿Cómo es de grave la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda es temporal y por lo general no causa dificultades respiratorias permanentes. Hay personas que desarrollan problemas graves, como neumonía o insuficiencia respiratoria y estos son:

  • Personas mayores de 60 años.
  • Niños pequeños.
  • Personas con otras afecciones de salud importantes, como cáncer o diabetes.
  • Personas que no han sido vacunadas contra la gripe, neumonía y tos ferina.

Bronquitis infantil

Normalmente los niños se contagian de bronquitis porque entran en contacto con adultos que tienen esta enfermedad, a través de las toses o los estornudos, puesto que éstas contienen el virus. Se caracteriza también por inflamación en los bronquios.

En los bebés a la bronquitis se les suma el cansancio, no logran dormir bien y tampoco consiguen tener apetencia por mamar o tomar el biberón.

La congestión de nariz en los niños puede durar más e igualmente la tos podría extenderse hasta dos semanas.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.