Para solucionar los cálculos renales, debes montarte en una montaña rusa, en lo posible en el último vagón. Al menos eso es lo que recomienda David Wartinger, profesor emérito de la Universidad de Michigan, Estados Unidos. Lo cierto es que este científico realizó un experimento con un riñón artificial y comprobó que los movimientos de caídas rápidas y giros cerrados de la montaña rusa ayudarían a los pacientes a expulsar esas piedras de los riñones que tanto dolor les causan. Esta prueba la realizó motivado por las experiencias de diversos pacientes que regresaban de Florida, meca de los parques de diversiones, liberados de las piedras en el riñón.

Pero seamos realistas, y veamos las opciones más viables para derrotar a los cálculos renales.

¿Qué son los cálculos renales?

Las piedras en el riñón (tal como se las conoce popularmente) son pedacitos de material sólido similar al de una roca, que se forman en uno o ambos riñones cuando existen niveles altos de minerales en la orina.

Estas piedras pueden ser del tamaño de un grano de sal hasta de un garbanzo, y pueden variar en su forma y color (amarillentas o marrones). Una piedra diminuta puede atravesar sin problemas las vías urinarias, pero cuando es más grande suele quedar trabada en el tracto urinario, obstruyendo el flujo de orina y generando dolor y sangrado.

Los riñones tienen como función eliminar el exceso de fluidos y desechos de la sangre a través del tracto urinario, en forma de orina. Este líquido amarillento contiene sustancias como calcio, oxalato, fosfato, carbonato, cistina y ácido úrico, que, en grandes cantidades, pueden cristalizarse y formar cálculos renales.

Los tipos de piedras que se pueden alojar son:

  • Piedras de calcio: son las más comunes y se forman cuando el organismo no puede desprenderse del exceso de calcio.
  • Piedras de ácido úrico: puede formarse cuando la orina contiene demasiado ácido. Comer en exceso pescados, mariscos y carnes, especialmente las vísceras, puede aumentar el ácido úrico en la orina.
  • Piedras de estruvita: pueden formarse después de tener una infección urinaria.
  • Piedras de cistina: son las menos comunes.

Se trata de la tercera enfermedad urológica más frecuente, y aunque no es grave, hay que prestarle atención. En España la padecen el 5% de la población y es hasta 6 veces más habitual en hombres que mujeres. Puede aparecer a partir de los 20 años, pero entre los 40 y los 60 años es la época en que hay que cuidarse más. En ocasiones, incluso los bebés y niños pueden presentar también piedrecitas en el riñón.

cálculos renales, litotricia, piedras en el riñón. mediQuo, tu amigo médico. Chat médico.

¿Cómo saber si tengo piedras en el riñón?

Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor al orinar.
  • Sangre en la orina.
  • Dolor intenso en espalda, la parte baja del abdomen o la ingle.
  • Necesidad constante de hacer pis.
  • Imposibilidad de orinar o hacerlo en pequeña cantidad.
  • Orina turbia o con mal olor.
  • Náuseas y vómitos.
  • Fiebre.

El dolor puede aparecer y desaparecer y su duración puede variar, pero es necesario tratarlo, ya que a largo plazo las piedras pueden dañar el riñón.

Para saber con exactitud si tienes cálculos renales, el médico te examinará, consultará por tus antecedentes familiares, y te realizará un análisis de sangre y alguna prueba de imagen (ecografía o tomografía) para determinar dónde se encuentran alojadas las piedras.

En la mayoría de los casos, no es necesario realizar ningún tratamiento ya que las piedras se eliminarán por sí mismas a través de la orina (tomando mucha agua y algún medicamento antiespasmódico y haciendo ejercicios), pero si poseen un diámetro mayor a 4 mm y ya han pasado varios días es probable que el médico tome otras medidas como:

  • Litotricia extracorpórea por ondas de choque: se desintegra el cálculo en pedacitos más pequeños desde el exterior a través de ondas de choque o sonoras, y después de 3 meses se eliminan por sí solos. Funciona en el 90% de los casos.
  • Nefrolitotomía percutánea: este procedimiento se usa cuando las piedras obstruyen el flujo de la orina. Se introduce un endoscopio, a través de un corte en la piel, para destruir el cálculo.
  • Ureteroscopía: poco utilizado, generalmente en casos de piedras ubicadas en el tercio inferior del uréter.
  • Medicamentos: algunos cálculos pueden disolverse tomando medicación.

Para prevenir la aparición de piedras en el riñón, los expertos recomiendan:

  • Beber 2 litros de agua al día de mineralización débil.
  • Realizar ejercicio diario.
  • Evitar el sobrepeso y la obesidad.
  • Limitar el consumo de sal y de refrescos.
  • No abusar en el consumo de proteínas animales como carnes, huevos, etc.
  • Consumir más legumbres y cereales.

Y para expulsarlas, habrá que montarse en una igual y probar.

cálculos renales, litotricia, piedras en el riñón. Montaña Rusa. mediQuo, tu amigo médico. Chat médico.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.