¿Te pica ahí abajo? ¿Te pica tanto, tanto, que crees que vas a volverte loca? Entonces es posible que tengas una candidiasis vaginal. No te avergüences de ello: no se debe a una transmisión sexual ni a una falta de higiene. La mitad de las mujeres han tenido un episodio de candidiasis al menos una vez en su vida.
La candidiasis vaginal es una infección causada por un hongo de tipo levadura llamado Candida albicans. Suele formar parte de la flora vaginal en pequeñas cantidades, pero, a veces, si las circunstancias le son propicias, su crecimiento se descontrola y causa infección.

¿Cómo distingo una candidiasis vaginal?

Los síntomas son claros, por lo que las mujeres que la han tenido al menos una vez, la detectan con facilidad. Se caracteriza por:

  • Picor intenso y/o escozor.
  • Inflamación de la vulva y/o la vagina.
  • Flujo vaginal blanco, grumoso y espeso. Parecido al requesón.
  • Dolor al orinar y/o en las relaciones sexuales.

¿Cómo puedo tratar la candidiasis?

Se trata con antifúngicos en crema, óvulos o pastillas. Normalmente se utilizan en forma tópica (se aplican directamente en la vagina) y son de venta libre en farmacia. Los tratamientos por boca, sin embargo, requieren prescripción médica y solo se dan algunas veces, por ejemplo, si la infección aparece de forma recurrente.
Si la candidiasis te ataca y no puedes acudir al médico, pregunta a tu farmacéutico por antifúngicos para aplicar en forma de crema intravaginal u óvulos. También le puedes pedir consejo sobre cómo sobrellevar mejor las molestias: geles calmantes, higiene íntima, etc. Los síntomas suelen desaparecer más o menos en una semana.

¿Por qué me ha vuelto a pasar?

Algunas mujeres son más propensas a padecer candidiasis y pueden tener varios episodios seguidos. También es más frecuente que aparezca durante el embarazo, en las mujeres diabéticas, durante los tratamientos con estrógenos o antibióticos y si tenemos las defensas bajas.
Sin embargo, la mayoría de las veces ocurre porque, inconscientemente, hemos creado un ambiente propicio para que crezca este hongo. La humedad, el calor y cualquier cosa que dañe la flora vaginal normal, facilita la candidiasis. Para evitarlo, aquí tienes algunos consejos:

  • Tira todas tus braguitas de tejido sintético y utiliza solo las de algodón, que transpiran mejor.
  • Sécate y cámbiate de ropa enseguida después de la playa o la piscina, y también después de hacer ejercicio.
  • No te obsesiones con la higiene: evita las “duchas vaginales”, los desodorantes y perfumes íntimos. En su lugar, utiliza un jabón específico con un pH superior a 7 para la zona genital cuando te duches, una sola vez al día basta para mantener una higiene adecuada. Después sécate con una toalla limpia y sin frotar.
  • Toma al menos un yogurt al día. En algunos estudios se ha visto que el yogurt puede ayudar a prevenir la candidiasis en las mujeres propensas.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!