Solo faltan tres meses para que nazca el bebé y todo marcha perfecto, pero una mañana cuando te levantas de la cama un dolor en la parte baja de tu espalda te deja inmóvil. Seguramente sea dolor de ciática, algo que le sucede a la mitad de las embarazadas, principalmente en el tercer trimestre de gestación, y que puede ser muy limitante. Si bien no es grave, debes ocuparte del tema porque puede tener consecuencias en el futuro.

El dolor de ciática es ocasionado por la inflamación del nervio ciático, el más largo y ancho de tu cuerpo. Comienza en la parte posterior de la pelvis, recorre el glúteo y el muslo, y se extiende a lo largo de la pierna hasta el pie. Quizás te pueda interesar las 40 semanas del embarazo por etapas.

El agrandamiento del útero, el peso del bebé y el relajamiento de los músculos y ligamentos de la zona pélvica que se preparan para el parto, generan una presión en el nervio ciático que deriva en los siguientes síntomas:

  • Dolor intenso en la zona lumbar o en la parte posterior del muslo.
  • Hormigueo en las piernas.
  • Entumecimiento de los pies.
  • Dificultades para moverse.

Una vez que aparece, el dolor de ciática no es constante, sino que se manifiesta con mayor o menor intensidad de manera intermitente, sobre todo después de estar acostada.

 

Masaje, dormir de lado. Ciática y embarazo. Causas y tratamientos. Mediquo, tu amigo médico. Chat médico.

¿Quiénes están en riesgo?

Si bien puede afectar a cualquier mujer embarazada, este tipo de dolor aparece con mayor frecuencia en:

  • Embarazadas jóvenes.
  • Aquellas que han padecido o padecen dolores lumbares.
  • Aquellas que sufren insomnio.
  • Embarazadas que sufren depresión durante el embarazo.

Sin embargo, y contrariamente a lo que se supone, el embarazo por sí solo no causa la ciática, sino que es “un desencadenante”.

Tengo dolor de ciática, ¿qué hago?

  • Masajes terapéuticos (siempre con supervisión de tu ginecólogo).
  • Consume cereales, legumbres, hígado, leche, huevos, pescado, nueces, plátanos… En general alimentos que contengan vitaminas B1, B6 y B12, ya que son beneficiosas para fortalecer los músculos y los nervios.
  • Mantén una buena postura. Intenta que la columna cargue con el menor peso posible y mantén la espalda recta. Puedes realizar ciertos ejercicios que mejorarán el desarrollo de tu embarazo, como los que vimos en el artículo de ejercicio para embarazadas.
  • Duerme de lado y no boca arriba.

 

dormir de lado. Ciática y embarazo. Causas y tratamientos. Mediquo, tu amigo médico. Chat médico.

¿Se puede prevenir?

Estos consejos te ayudarán a prevenir la ciática durante el embarazo:

  • Trata de mantenerte activa (realiza caminatas, natación o yoga).
  • No levantes objetos pesados.
  • Si permaneces mucho tiempo sentada, levántate y da pequeños paseos.
  • Intenta dormir como mínimo ocho horas y cuida tu postura en la cama.

¿Debo llamar al médico?

Acude al médico si el dolor es intenso, constante y no disminuye, si aparece fiebre, si pierdes sensibilidad de una o de las dos piernas, o si sientes falta de coordinación o debilidad muscular. También te puede interesar qué hacer si tu embarazo es de riesgo

 

*Contenido validado por el equipo médico