El siglo XXI viene pisando fuerte y sobre eso podemos decir, en cuanto a tecnología y salud se refiere, que hay muchos avances. Pero de lo que más viene cargado es de mucha información que circula por la red. El tráfico de información es tan abrumador que diariamente recibimos y compartimos todo tipo de noticias que nos resultan interesantes, tenemos la posibilidad de buscar todo aquello que queremos conocer en la red de forma rápida y sobre todo al instante. Este libre acceso y exceso de información, lleva al fomento de ciertas conductas que hasta ahora no se expresaban de esta manera en nuestra sociedad, y ahora es muy común que ante ciertos síntomas físicos o problemas de salud recurramos a la red en busca de respuestas rápidas, como primera opción.

La cibercondría englobaría todas estas conductas, preocupaciones y pensamientos obsesivos que nos provocan ansiedad con respecto a nuestra salud y que intentamos calmar sin efectos positivos mediante las búsquedas de respuestas por internet.

Hoy le hemos preguntado a nuestra psicóloga, Paula Rueda, sobre ello y nos indica que “a priori no tiene por qué ser un problema que nosotros mismos busquemos soluciones e información, ya que son conductas hacia la salud que son positivas y es parte de nuestra esencia de seres humanos, la búsqueda de conocimiento y sabiduría, pero podemos fácilmente caer en una espiral de búsquedas insaciables y obsesivas de las que es difícil salir”.

¿Cómo se da la cibercondría?

Esta espiral viciosa puede comenzar con un síntoma o una percepción física, que nos lleva a pensar que podemos padecer algún tipo de enfermedad. También, podemos caer en ella por el miedo a enfermar, en ausencia de síntomas, ya que también estamos expuestos a este tipo de informaciones o noticias sobre enfermedades que son asintomáticas y que podemos evitarlas mediante la prevención.  Y decimos sin efectos positivos, porque desgraciadamente al estar dentro de esta espiral de búsquedas, por el camino vamos encontrando todo tipo de información verdadera o no y males que no sabemos interpretar, ya que no somos médicos ni expertos en salud.

Cibercondría. Buscar síntomas en internet. MediQuo. Tu amigo médico. Chat médico.

Por ejemplo, ¿qué ocurre con los usuarios que consultan a través de mediQuo?

Los usuarios preguntan directamente si pueden tener una enfermedad en lugar de plantearnos sus síntomas, porque lo han buscado en Internet y la conclusión que sacan, la mayoría de veces, es distinta a nuestro diagnóstico de expertos de la salud. Por tanto, “este tipo de usuario hace una mala interpretación de síntomas, que le hace pensar que es posible padecer aquellas enfermedades, que a veces son muy graves”. Por tanto, es el combinado perfecto para que se preocupen más de lo que deben, indica Paula Rueda.

¿Cómo evitar caer en el círculo vicioso de la cibercondría?

Si notamos en algún momento algún síntoma o cambio en nuestro estado de salud, lo ideal es que busquemos respuestas en los especialistas sanitarios, ya que ellos saben realizar un diagnóstico diferencial sobre el cuadro clínico del paciente y por otro lado debemos intentar evitar las búsquedas por internet como primera opción, recuerda Rueda.

MediQuo, nuestro chat médico, es una solución a este círculo vicioso de búsquedas por internet y por tanto a través de este servicio damos la oportunidad de hablar con profesionales acreditados, sin salir de casa, estés donde estés y en cualquier momento. 

En los casos de cibercondría e hipocondría, es muy recurrente que el paciente desconfíe de la valoración del médico, si la respuesta no coincide con lo que uno mismo cree, incluso se puede llegar a pensar que el médico se equivoca. El efecto negativo de esta situación lo que provoca es que sigan en el círculo vicioso, incrementándose las búsquedas por internet, o visitando diferentes médicos buscando una respuesta que les satisfaga.

¿En qué o quién debemos confiar?

Para evitar este tipo de situaciones, nuestra psicóloga nos indica que es de vital importancia que busquemos un profesional en el que confiemos 100%, que nos explique, nos escuche y conozca nuestro caso, que nos de la libertad de preguntar nuestras dudas e inquietudes sobre nuestra salud las veces que necesitemos. Es por tanto el establecimiento de una buena relación terapéutica médico-paciente, lo que nos ayudará indiscutiblemente en mantener una buena salud física y mental a largo plazo.

 

Consultar ahora. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico. App salud.

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.