Hoy en muchos puntos del mundo se celebra el día de los enamorados o más conocido como San Valentín. En cierto modo, seremos partícipes del amor de muchos de nuestro entorno y si estamos en pareja o no, ocurre que tendemos a compararnos los unos con los otros para intentar ser más feliz o eso al menos creemos, pero ¿somos conscientes de los riesgos que esto supone para nuestra relación?.

Le hemos preguntado a nuestra psicóloga Paula Rueda por el tema de la comparación y nos explicará en estas tres preguntas por qué inconscientemente nos comparamos con nuestro entorno y a veces con parejas que ni conocemos en persona, únicamente a través de las redes sociales.

Rueda explica que, “compararnos con los demás es fundamental dentro del proceso de aprendizaje del ser humano, desde que somos pequeños miramos a los demás e imitamos comportamientos, cogemos ideas y proyectamos en los otros aquellas formas de ser que nos gustan o son acordes con nuestra personalidad. Este acto comparativo nos sirve para ir avanzando, puliendo nuestra forma de ser a aquello con los que nos sentimos cómodos y nos gusta. Este proceso no es tan consciente como puede parecer, imitamos y cogemos de modelo a personas a veces sin ser conscientes de ello, aunque normalmente suelen compartir cosas con nosotros o vernos identificados en ellos. Observamos y nos comparamos con los demás como método de comprobación de que nuestros actos, nuestra vida, nuestra forma de ser está acorde a lo “normal”, a lo que se espera de nosotros en la sociedad, es algo natural que hacemos de forma casi automática. Es por este motivo que podemos sentir frustración al poder percibir diferencias entre lo que aparentemente es “normal” “idílico” y nuestra vida, ya que ninguna persona es igual que otra y esto lo podemos extrapolar a la pareja, ninguna pareja es igual que otra. Normalmente lo que vemos de los demás suele ser la cara buena de la historia, no solemos mostrar tan abiertamente los sentimientos negativos o las dificultades que vamos encontrando en nuestra relación de pareja y es por esto que, cuando observamos a parejas sólo podemos ver una parte de su realidad”.

 

comparación de parejas. Psicología. Paula Rueda. Mediquo, tu amigo médico. Chat médico.

¿Podemos evitar esta comparación?

Como bien ha indicado anteriormente Paula Rueda, las comparaciones son de manera inconsciente y de manera automática pero podemos sacar un punto positivo de ello. Partiendo de la base de que lo que estamos viendo de los demás es una parte de la realidad y no toda, “podemos hacer un ejercicio de reflexión y establecer diferencias entre nuestra pareja y la que estamos observando”. Para ello debemos poner en una balanza lo que más nos gusta y lo que menos de nuestra relación y dedicarnos a trabajar sobre esto último. Además, hay que ser consciente de que lo que a otros les hace felices puede que no nos lo haga a nosotros.

¿Compararnos puede perjudicar nuestra relación?

Compararnos continuamente con las otras parejas, nos puede perjudicar mucho en varios aspectos. Por un lado, mostramos el foco de atención en los otros, cómo son, qué hacen, si están bien o mal, si son felices o no pero, ¿por qué hacer esto nos perjudica? Porque mientras miramos a los demás, no nos miramos a nosotros mismos, ni a nuestra pareja. De hecho desconocemos como somos en la relación, qué hacemos, si estamos bien, mal o incluso si somos felices, expone Rueda.

Al perder la atención sobre nosotros, si algo va mal o no estamos todo lo felices que nos gustaría, es muy complicado que podamos solucionarlo, ya que no sabemos que nos pasa o por qué no estamos bien. Además, esto creará inseguridad y un sentimiento de impotencia al ver que no tenemos eso que anhelamos de los otros, podemos imitar e intentar parecernos, pero somos parejas diferentes, nunca seremos iguales ni los mismos a ellos, por tanto, es un ideal imposible de alcanzar. Nos vuelve inflexibles y muy exigentes, tanto con nosotros mismos como con nuestra pareja, lo que nos puede llevar a malestar, discusiones y mal rollo en definitiva, por cuestiones externas a nosotros y que nada tienen que ver con la pareja”.

 

comparación de parejas. Psicología. Paula Rueda. Mediquo, tu amigo médico. Chat médico.

¿Cómo podemos ganarle a la comparación?

“Lo primero que debemos hacer es poner el foco en nuestra relación, recordando los motivos y el porqué hemos elegido a esa persona para compartir nuestra vida. La confianza dentro de la pareja se nutre de un pilar fundamental que es la sinceridad y el conocimiento mutuo. Conocer los intereses del otro, los gustos, las expectativas de vida y los objetivos de nuestra pareja, nos ayudará a compartir y a comprender mejor. No es necesario que a los dos nos gusten las mismas cosas o hagamos lo mismo, pero si nos ayudará tener una actitud abierta y flexible a realizar actividades que estando solos no haríamos y que gracias a nuestra pareja podemos descubrir”. 

“Focalizarnos en nosotros mismos nos permitirá ver que, es con nuestra pareja con quien queremos estar, por que nos aporta muchas cosas que normalmente no nos paramos a pensar, pero son muchas. Durante el transcurso de nuestra relación pasamos por muchos momentos, buenos, y no tan buenos, es en estos momentos donde tenemos la oportunidad de pararnos y hacer balance de todas las cosas que nuestra pareja nos aporta y por qué apostamos por la relación. Es importante que este balance lo hagamos en las épocas buenas, ya que así, si pasamos por alguna crisis, podemos acordarnos de las cosas que nos unen. Cuando estamos en épocas malas es más fácil centrarse en lo negativo y por tanto nos afectarán más las comparaciones que nos hacemos con los demás”.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.