La copa menstrual es un producto higiénico y sanitario hecho de silicona médica suave, flexible y reutilizable. Los ginecólogos están recomendándolas cada vez con más interés a las mujeres.

Sustitutivo de los tampones y las compresas

Las compresas y los tampones son los dos productos más usados, fueron quizá el primer producto de higiene menstrual que usaste, y probablemente aún lo uses. La mayor ventaja  es que son muy cómodos, simplemente se adhieren a la braga o los colocas en la vagina y ya está. Pero lamentablemente, si observamos sus desventajas,  las compresas y los tampones son extremadamente caros, pueden ponerte en riesgo de infecciones si no se cambian regularmente y, por supuesto, existe el riesgo de síndrome de shock tóxico.

Al igual que un tampón, las copas se llevan en la vagina, pero la diferencia es que recogen la sangre en lugar de absorberla. Necesitan vaciarse y limpiarse en función del flujo de sangre. Las copas menstruales son un producto no desechable (también existen desechables) y pueden usarse varias veces.

Se introduce de forma doblada (como en la imagen) y seguidamente recuperará su forma dentro de la cavidad vaginal. Puedes incluso utilizar lubricante para introducirla y podrás llevarla durante al menos 12 horas. Tras la finalización del periodo menstrual se debe lavar y esterilizar con agua hirviendo para cualquier bacteria que pueda adherirse.

 

Copa menstrual, menstruación, periodo. Salud mujer. Mediquo, tu amigo médico. Chat médico.

Beneficios de usar la copa menstrual

  1. No interfieren con el entorno vaginal.

Los tampones absorben el 65% del fluido menstrual y también el 35% de la humedad vaginal natural. Esto produce un desequilibrio de humedad dentro de la vagina y altera el equilibrio del pH, produciéndose sequedad vaginal. En cambio, las copas menstruales no absorben los fluidos vaginales.

  1. No hay riesgo de que queden fibras.

Un tampón está hecho de fibras de algodón. Cuando lo insertas y lo retiras, existe la posibilidad de que parte de la fibra se pegue a las paredes vaginales. Esto no ocurre con las copas menstruales

  1. Una copa menstrual puede durar muchos tiempo, años incluso.

Esto te ahorra las molestias de ir a una farmacia a menudo  y los cientos de euros que gastas en un paquete de compresas y tampones.

  1. Contienen más líquidos.

Una copa menstrual es capaz de contener el doble de líquido de que lo que puede absorber un tampón o una compresa.

  1. Duermes mejor.

La mayoría de mujeres duermen preocupadas por las fugas. Un pequeño accidente y puede que tengas que comenzar a buscar una nueva compresa o tampón en la oscuridad. No hay riesgo de estos accidentes con las copas menstruales.

  1.  Son suaves para la piel.

Las copas menstruales son de silicio puro, por lo que no se pueden agregar químicos. Se elimina el riesgo de eczema y alergias.

  1. Más seguras para el medio ambiente.

Las compresas y los tampones deben cambiarse muchas veces. Las copas menstruales, sin embargo, son más amigables con el medio ambiente.

 

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.