Muchas personas están o han pasado por algún periodo de su vida en el cual han padecido una depresión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la depresión es la cuarta enfermedad que más incapacidad provoca en el mundo. Para superar esta enfermedad el diagnóstico de un especialista es fundamental y que este determine la medicación necesaria.

Existen diversos tipos de fármacos contra la depresión que deben ser prescritos por el especialista en función de ciertos criterios de valoración y el estado del enfermo. Depende del estado del paciente y de la duración de la dolencia se puede cambiar el tratamiento.

Medicación contra la depresión

Existen una serie de fármacos antidepresivos que solo se pueden tomar bajo supervisión médica. No todos son efectivos para el mismo estado y es el psiquiatra quien debe valorar.

  • Inhibidores de la recaptación de noradrenalina y serotonina (IRSN): Estas son neurotransmisores que influyen en el comportamiento. Están el Effexor (venlafaxina) y Cymbalta (duloxetina).
  • Antidepresivos heterocíclicos: Son derivados de los anteriores y tan eficaces como ellos. Tienen menos efectos secundarios.
  • Inhibidores de la recaptación de la serotonina (ISRS): Poseen una gran tolerabilidad y se prescriben en atención primaria. Tenemos el Prozac (fluoxetina), Celexa (citalopram)y Paxil (paroxetina).
  • Inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAOs): La monoaminooxidasa es una enzima que descompone los neurotransmisores. Se utilizan como alternativa a otros tratamientos ya en segunda línea, como Nardil (fenelzina) y Parnate (nortriptilina).
  • Antidepresivos tricíclicos (ATC): Elavil (amitriptilina), Tofranil (imipramina) y Pamelor (nortriptilina).
  • Existen otros fármacos que actúan como receptores de serotonina y adrenérgicos α2.

¿Existen otros remedios para la depresión?

Es importante indicar que nunca se puede equiparar un diagnóstico y tratamiento médico a otros remedios que, a pesar de ser naturales, no significa que sean seguros.

Ciertos suplementos herbales y dietéticos parecen funcionar bien, pero se necesitan más estudios para saber cuánto pueden ayudar y qué efectos secundarios conllevan.

La Hierba de San Juan que, según parece, ayuda con la depresión leve o moderada, puede interferir con el uso de otros medicamentos como los anticoagulantes, la píldora anticonceptiva, quimioterapia o medicinas para el SIDA. ¡Conoce las diferencias entre el VIH y SIDA!

La S-adenosilmetionina, conocida como SAMe es un suplemento dietético que no está comprobado científicamente que sea útil ante la depresión. Además, tiene efectos secundarios en dosis altas y no se debe usar en combinación con ciertos fármacos por los problemas que puede acarrear.

El azafrán tampoco se puede decir con total seguridad que contribuya a reducir los síntomas de la depresión, así como el 5-HTP (hidroxitriptófano) cuyos estudios están en fase preliminar y existe cierta preocupación científica porque pueda causar afecciones neurológicas.

Tampoco existe seguridad con respecto a los suplementos de Omega3 que todavía están en fase de estudio en relación con la depresión, aunque sí se sabe de sus beneficios para la salud del corazón.

¿Tienes dudas? ¡Consulta al especialista!

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!