La diarrea del viajero, o diarrea del turista, suele consistir en una gastroenteritis con deposiciones frecuentes acuosas debida a la infección de alguna bacteria endémica, normalmente la Escherichia Coli.

Puede contraerse cuando se viaja a lugares en donde el agua no es limpia o no hay una manipulación segura de los alimentos. Esto puede incluir países en desarrollo en Latinoamérica, África, Oriente Medio y Asia.

La diarrea del viajero (DV) es la enfermedad más predecible de entre las relacionadas con el viaje. Alrededor de un 40% de los viajeros la padecen.

Fuente de la infección

La fuente de infección pueden ser tanto los alimentos como el agua. Los viajeros tienen que intentar no beber agua del lugar y no tomar bebidas embotelladas con hielo hecho con agua local. Asimismo hay que evitar consumir alimentos manipulados de forma inapropiada o lavados con agua local.

Esta enfermedad puede ser resultado de una variedad de patógenos intestinales. Los patógenos bacterianos son el riesgo predominante, se cree que representan hasta el 80% o el 90% de la DV.

Los virus intestinales pueden representar al menos entre el 5% y el 15% de la enfermedad. Los vómitos y la diarrea suelen ser las consecuencias, pero generalmente se resuelven espontáneamente en 12 horas.

Los agentes infecciosos en la diarrea del viajero

Las bacterias son la causa más común de DV. En general, el patógeno más común identificado es la Escherichia coli enterotoxigénica, seguida de la Campylobacter jejuni. La diarrea viral puede ser causada por varios patógenos, incluidos el norovirus, el rotavirus y el astrovirus. La Giardia es el principal patógeno protozoario encontrado en la diarrea del viajero.

 

Diarrea del viajero, Mediquo. Salud. Travel.

 

Síntomas y prevención

La diarrea del viajero por virus o bacteria se presenta con síntomas molestos que suelen comenzar en el segundo o tercer día de estancia y que varían desde cólicos o calambres (retortijones) leves y heces sueltas urgentes hasta dolor abdominal intenso, fiebre, vómitos y diarrea con sangre, aunque con el norovirus los vómitos pueden ser más abundantes.

Respecto a la prevención es aconsejable todo lo siguiente:

  • Lavarse las manos frecuentemente con jabón.
  • Comer en restaurantes y no comprar comida o bebida a vendedores ambulantes.
  • Evitar ensaladas, verduras y alimentos en crudo o poco cocinados.
  • Evitar hielos en las bebidas.
  • Lavar y pelar toda la fruta.

Tratamiento

Es fundamental en el tratamiento la reposición de líquidos y el uso de fármacos antimotilidad, como la loperamida. La dosis recomendada es de 4 mg por vía oral inicialmente, seguidos de 2 mg por vía oral en cada episodio posterior de diarrea.

Si la diarrea es leve, no se necesitan antibióticos. Pero si es moderada o grave (más de 3 deposiciones en 8 horas) se administran antibióticos, sobre todo si hay vómitos, cólicos abdominales, fiebre o deposiciones sanguinolentas.

Deberás acudir al médico si:

  • Las heces contienen sangre o moco
  • La duración de la diarrea lleva más de 5 días
  • Fiebre alta, vómitos y fuerte dolor abdominal
  • Hay signos de deshidratación

 

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.