La diástasis abdominal es la separación parcial o completa de los músculos del recto, que se encuentran en la línea media del estómago. Es muy habitual durante el embarazo y después del mismo. Se debe a que el útero estira los músculos del abdomen para acomodar al bebé que está creciendo.

La diástasis puede afectar a cualquier persona. Puede tener su causa en el levantamiento incorrecto de cargas pesadas o en la realización excesiva o de manera no segura de abdominales.

La función de los músculos del recto es sostener el cuerpo erguido, permitir la flexión del tronco y la inclinación, así como actuar en la respiración, limitando la inspiración y favoreciendo la espiración.

Los síntomas

El síntoma más común de la diástasis abdominal es un bulto en el estómago, especialmente cuando contraes los músculos abdominales. Síntomas adicionales son: dolor de espalda, estreñimiento e hinchazón.

El embarazo

Es probable que durante el segundo o tercer trimestre del embarazo, te notes una protuberancia o cresta en el vientre. Puede aparecer arriba y abajo del ombligo. Te contamos más sobre las 40 semanas del embarazo.

¿Cuáles son las causas de la diástasis abdominal?

La presión abdominal interna excesiva causa diástasis del recto. Durante el embarazo, los músculos abdominales y los tejidos conectivos se estiran desde el útero en expansión. Les ayudan las hormonas del embarazo, la relaxina y el estrógeno.

Los bebés recién nacidos a veces nacen con diástasis de rectos, especialmente si son prematuros. Eso es porque sus músculos abdominales no están completamente desarrollados. La enfermedad suele corregirse con el tiempo.

 

Diastasis abdominal. Embarazo, Vientre, abdominales. Mujer. Mediquo, Tu amigo médico. Chat médico.

Tratamiento de la diástasis

La mayoría de las mujeres experimentan separación abdominal durante el embarazo. Esto puede debilitar los músculos del torso y provocar dolor de espalda o pélvico.

Consejos:

  • Evita levantar objetos pesados ​​o forzar aún más tus músculos abdominales hasta después del parto.
  • Practica una buena postura.
  • Apoya tu espalda cuando estés sentada con almohada colocada detrás de ti.
  • Dobla las rodillas, gira y apóyate con el brazo al levantarte de la cama o al levantarte del suelo.
  • Durante el embarazo, puedes continuar fortaleciendo los músculos del torso, pero siguiendo ejercicios seguros como los de este artículo.

En algunas mujeres, la diástasis de rectos puede corregirse después del parto, ya que los músculos abdominales recuperan la fuerza. Si aún experimentas síntomas ocho semanas después del parto, los ejercicios pueden ayudar. Puedes realizar ejercicios en casa o trabajar con un fisioterapeuta o con un especialista en acondicionamiento físico posparto.

El tratamiento posparto para la diástasis del recto generalmente implica ejercicios del suelo pélvico y de los músculos profundos del estómago. Consulta siempre con tu médico antes de comenzar a hacer ejercicio después del parto.

En general, y no solo para las embarazadas, cada vez hay más tratamientos no invasivos para tratar esta disfunción del tejido conectivo del abdomen y evitar el paso por el quirófano.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.