Aún hoy existe cierto tabú en hablar de todo lo que rodea a las enfermedades psiquiátricas. No se suele tocar el tema y lo normal es que se mantenga en la intimidad de la familia. Sin embargo, nos puede pasar a cualquiera de nosotros o de nuestro entorno más próximo, y cuánto antes se diagnostique y se trate, será mucho mejor. Pero ¿cómo darnos cuenta de que un amigo o familiar sufre alguna enfermedad mental de este tipo? Hoy nos ocuparemos de la esquizofrenia.

Hay varios comportamientos que nos indican que una persona padece un problema psiquiátrico. Por ejemplo, la esquizofrenia es un trastorno mental que se caracteriza por la existencia de algunos de los tres tipos de síntomas:

  • Psicóticos: pérdida de contacto con la realidad (psicosis), alucinaciones (oír voces que no existen), falsas creencias firmemente sostenidas (delirios), alteraciones del pensamiento y de la conducta.
  • Negativos: dificultad en expresar las emociones.
  • Cognitivos: deterioro de la función mental y problemas para desenvolverse en la vida cotidiana (trabajo, relaciones sociales, autocuidado).

 

La esquizofrenia, el problema psiquiátrico más frecuente. MediQuo, tu amigo médico. Chat médico.

 

La esquizofrenia es uno de los trastornos psiquiátricos más comunes y afecta aproximadamente a 600.000 españoles. Los síntomas suelen aparecer entre los 16 y 30 años, y los hombres los desarrollan antes que las mujeres. No se conoce con exactitud las causas de la esquizofrenia, pero el factor genético, el entorno en que se desarrolla la persona y la química del cerebro pueden influir.

Tampoco es fácil su diagnóstico y los médicos pueden tardar años hasta dar en la tecla. En muchas ocasiones los síntomas no son tan determinantes, lo que dificulta la definición del trastorno.
Es importante saber que la esquizofrenia es grave y crónica, no tiene cura, pero es controlable y con el tratamiento adecuado se puede llevar una vida plena.

¿Cómo se trata la esquizofrenia?

Antes que nada, es esencial tener la confirmación del diagnóstico por parte de un psiquiatra. Por otra parte, dentro de lo posible, es importante que la persona comprenda que está enferma para que el tratamiento tenga mayor éxito. De hecho, el cumplimiento del tratamiento farmacológico determina en gran medida el pronóstico de los casos de esquizofrenia. Si no se recibe medicación, entre el 70 y el 80% de las personas afectadas presentan un nuevo episodio de síntomas durante el primer año tras el diagnóstico.

El cumplimiento del tratamiento farmacológico instaurado por el médico puede reducir este porcentaje, hasta situarlo cerca del 30%, además de disminuir la gravedad de los síntomas.

En la mayoría de los casos no son personas agresivas, pero las cosas se pueden complicar si no se lleva un control del tratamiento y de la medicación. La persona puede asustarse y responder de manera violenta al padecer un nuevo episodio de síntomas.

 

La esquizofrenia, el problema psiquiátrico más frecuente. MediQuo, tu amigo médico. Chat médico.

Hay tres frentes para atacar la esquizofrenia:

  • Medicación antipsicótica: son necesarios para la disminución de los síntomas y de la aparición de brotes, aunque suelen tener efectos secundarios como somnolencia, aumento de peso, etc.
  • Psicoterapia: si bien no trata los síntomas, intenta lograr que el paciente pueda tener una mejor comunicación con su entorno, hablar de sus sentimientos, manejar las situaciones estresantes, etc.
  • Apoyo del entorno: además de la importancia del apoyo familiar en el seguimiento del tratamiento, también existen grupos que pueden colaborar en la inserción de la persona enferma al entorno de la vida social y laboral.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.