5
(1)

Esta enfermedad es una de las más graves que se pueden dar en el aparato respiratorio; afecta a los pulmones de forma muy intensa y, en este momento, todavía no tiene cura, aunque existen terapias y medicamentos que mejoran la calidad de vida de quienes la padecen.

Qué es la fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar es una enfermedad que se produce cuando el tejido pulmonar se daña y cicatriza por lo que se vuelve tenso, grueso y duro, impidiendo una respiración normal, e impidiendo que la sangre no reciba el adecuado aporte de oxígeno.

Es una enfermedad que suele afectar a personas de mediana y avanzada edad, con una evolución que puede ser muy rápida y peligrosa, pero no siempre es así.

Causas de la fibrosis pulmonar

No se conocen las causas por las que se produce esta enfermedad y se siguen estudiando por parte de los científicos. Existen riesgos que ayudan a que se pueda contraer esta enfermedad como el tabaco. Fumar más o menos a diario, la edad del fumador pueden ser factores que contribuyan al desarrollo de la patología.

Se ha encontrado relación entre ciertos antidepresivos y el desarrollo de la fibrosis pulmonar, pero no está suficientemente estudiado. El reflujo de ácido gástrico que se dirige a las vías respiratorias también está relacionado con la dolencia, así como factores de tipo medioambiental tanto en zonas rurales como urbanas.

Otras causas pueden ser la exposición prolongada a sustancias como el serrín, plomo, acero y la madera de pino.

Síntomas de la fibrosis pulmonar

Normalmente, el primer síntoma es la disnea (sensación de dificultad respiratoria), que puede suceder al realizar cualquier ejercicio por pequeño que sea. Por ejemplo, al caminar. Después se suele producir tos, principalmente en las horas de sueño, seca o con flemas.

Otros signos son:

  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Dolores musculares y articulares.

Diagnóstico de la fibrosis pulmonar

Es necesario un completo examen clínico con pruebas de imagen (radiografías de tórax, tomografías), espirometrías y una biopsia para descartar otras posibles patologías. El diagnóstico precoz es fundamental para utilizar las terapias que ayudan a retrasar la evolución de la patología.

Tratamiento

No existe un tratamiento para la curación de la enfermedad, debido al desconocimiento existente sobre sus causas. Los tratamientos se centran en aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Gracias a los corticoides un porcentaje cercano al 30 % de los pacientes encuentran cierta mejoría, aunque no sirven para que la enfermedad desaparezca.

La pirfenidona y nintedanib son medicamentos recientes que demoran el avance de la enfermedad.

La oxigenoterapia es una forma de mejorar la calidad de vida al facilitar la respiración y la actividad física.

El trasplante de pulmón es una opción para ciertos pacientes, pero depende de ciertos factores que el médico debe valorar.

¿Tienes dudas? ¡Consulta al especialista!

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!