Cuando comienza la época en la que el frío se impone, se implementan campañas de vacunación contra la gripe sobre todo para los grupos de población especialmente sensibles. Veamos quién necesita ponerse la vacuna de la gripe.

Grupos de población que deben vacunarse contra la gripe

Existen unos grupos denominados de riesgo a los que se recomienda la vacunación contra la gripe. Todos los años se hacen públicos, pero concretamente, para este 2019 son:

  • Personas mayores de 65 años, especialmente institucionalizadas.
  • Personas con menos de 65 años que presentan riesgos de complicaciones derivadas de la gripe.
  • Adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas y respiratorias.
  • Menores (mayores de 6 meses) y adultos que padezcan:
    • Diabetes mellitus.
    • Obesidad mórbida.
    • Enfermedad renal crónica
    • Enfermedades cardiovasculares, neurológicas y respiratorias.
    • Hemoglobinopatías y anemias.
    • Problemas de coagulación y hemorrágicos.
    • Enfermedad hepática crónica.
    • Afecciones neuromusculares graves.
    • Inmunosupresión (trasplantados, enfermos del VIH…).
    • Cáncer.
    • Enfermedades inflamatorias crónicas.
    • Quienes están a la espera o tienen implantes cocleares.
    • Celiaquía.
    • Enfermedades que conllevan disfunción cognitiva (demencias, Síndrome de Down…).
  • Menores prematuros cuya edad está entre 6 meses y 2 años.
  • Menores entre 6 meses y 18 años que necesiten tratamiento prolongado
  • Mujeres embarazadas. ¡Conoce los medicamentos que pueden tomar las embarazadas!
  • Personal sanitario, farmacéutico y trabajadores de residencias geriátricas que tienen contacto habitual con enfermos que pueden transmitir la gripe.
  • Estudiantes que realizan prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que prestan atención domiciliaria a mayores o pacientes de alto riesgo.
  • Aquellos que conviven en domicilio con quienes pertenecen a estos grupos de riesgo.
  • Fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, bomberos, protección civil, profesionales de instituciones penitenciarias y quienes tienen acceso, por su profesión, a aves y cerdos.

Algunas consideraciones sobre la vacuna de la gripe

Quienes no se encuentren en estos grupos de riesgo también pueden pedir consulta a su médico de familia para que, si es necesario, les suministre dicha vacuna.

Es importante destacar que hay personas que no deben vacunarse contra la gripe:

  • Alérgicos al huevo.
  • Historia de reacción alérgica anterior a vacuna gripe.
  • Menores de 6 meses.
  • Si se está enfermo o febril. En este caso hay que esperar a que remita el cuadro.

La mayor parte de las vacunas de la gripe se fabrican a partir de los virus que se cultivan en huevos embrionarios de gallina que, después, se inactivan.

Después de la vacunación es muy improbable sufrir la enfermedad, pues la fórmula está compuesta por virus inactivos no contagiosos.

El comienzo de la campaña suele ser entre los meses de octubre y noviembre en el hemisferio norte y marzo-abril en la zona sur.

Los efectos secundarios comunes de la vacuna inyectable contra la influenza incluyen:

  • Dolor, enrojecimiento o inflamación de la zona de inyección (reacción local)
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.
  • Dolores musculares

¿Tienes dudas? ¡Consulta al especialista!

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.