A veces puede ocurrir que de repente  te aparezca un bulto en la zona de la ingle o debajo de la zona del ombligo, este problema podría ser una hernia y debes saber que hay que tratarlo cuanto antes. Tranquilo, tiene solución y te vamos a hablar sobre ello.

Cuando por algún problema de salud se produce un aumento de la presión en el tejido y los músculos de la pared abdominal puede aparecer una hernia. La pared abdominal actúa como corsé del cuerpo. Su función es sostener los contenidos abdominales, principalmente los intestinos. Si se abre una debilidad en esa pared, entonces se pierde el efecto corsé y lo que empuja contra él desde el interior son los intestinos. La protuberancia resultante, que a menudo es bastante visible contra la piel, es la hernia. Veamos qué tipos hay y cómo tratarlas.

Tipos de hernias

Se puede hablar de:

  • Hernia inguinal

Esta hernia se produce en la ingle, el área pequeña del abdomen inferior, justo por encima de la línea que separa el abdomen y las piernas, y alrededor del hueso púbico.

  • Hernia femoral

Se produce también en la ingle, pero en este caso se observa una pequeña hinchazón muy baja al lado del pliegue de la piel de la ingle; A veces, justo debajo del pliegue, la hinchazón parece estar en la parte superior del muslo.

La hernia femoral puede ser “peligrosa”: no hay síntomas hasta que se estrangula. Si se produce una estrangulación, el bulto se vuelve duro y sensible.

  • Hernias umbilicales

Las hernias umbilicales ocurren en la mitad del ombligo. El interior del ombligo sobresale. A veces, la hinchazón se sitúa justo por encima del ombligo, Pero puede estar en cualquier parte del abdomen, desde el ombligo hasta el esternón.

También se habla de:

  • Hernia recurrente: la hernia aparece otra vez después de haber sido operada.
  • Hernia incisional: a través de una incisión realizada anteriormente en la pared abdominal se produce la hernia.
  • Hernia pediátrica: Es la que se manifiesta en un bebe o un niño en la ingle y cuya hinchazón puede observarse en el escroto.

Tratamientos para la hernia

  • Cirugía abierta: bajo anestesia general, el cirujano hará retroceder el bulto del peritoneo a través de la abertura y luego cierra el defecto cosiendo un lado firmemente al otro.
  • Reparación laparoscópica de la hernia inguinal: se utiliza un instrumento llamado laparoscopio. Se realizan pequeñas incisiones en la pared abdominal a través de la cual se pasa el laparoscopio y los instrumentos quirúrgicos.
  • Malla sin tensión Bajo anestesia local, se realiza una pequeña incisión en el sitio de la hernia. El bulto peritoneal se devuelve al lugar al que pertenece, pero la reparación se logra colocando un pedazo de malla fina inerte y estéril  en la abertura del tejido. Este se mantiene firmemente en su lugar y la incisión externa cerrada.

Como recomendación, vestir con ropa ajustada no mejora el problema y conviene tener especialmente cuidado a la hora de realizar ejercicios que impliquen fuerza. Además, llevar una alimentación saludable evitará el estreñimiento y por tanto mejorará este problema en el caso de que exista. Conoce la lista de alimentos que debes y no comer si sufres de estreñimiento.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.