¡Que levante la mano el que nunca ha tenido molestias en el estómago! Nosotros en plena operación bikini, llega la cena de verano de la empresa, la comunión del sobrino o  la boda de la prima del pueblo, nos permitimos unos excesos y al día siguiente empiezan las dichosas molestias. Los médicos lo denominan Dispepsia pero coloquialmente lo llamamos indigestión, se presenta en uno de cada 3 adultos en algún momento.

¿Qué causas son las que me lo han provocado?

  • Comidas abundantes, grasas, alcohol, picante.
  • Cafeína, tabaco.
  • Infección por el Helycobacter pylori.
  • Trastornos psicológicos como ansiedad o depresión.
  • Consumo excesivo de antiinflamatorios o aspirina.

En cuanto a los síntomas que nos puede dar encontramos los siguientes:

  • Dolor en la parte alta del abdomen.
  • Sensación de hinchazón.
  • Ardores, quemor.
  • Náuseas, vómitos.
  • Eructos.

¿Debemos ir al médico ante esas molestias?

Nos surge entonces la eterna duda y para ello podemos tener una guía fácil de cuándo será necesario consultar y cuándo no:

  • NO hace falta que consultemos si lo relacionamos con una causa clara: un exceso.
  • Consulta con tu médico si tienes además:
    • Molestias que no mejoran después de unos días.
    • Vómitos con sangre o con aspecto de poso de café.
    • Heces negras o con sangre.
    • Pérdida de peso.
    • Cambios de coloración de la piel/ojos.
    • Problemas al tragar.

Para prevenir la dispepsia a aquellas personas que suelen tenerla se les aconseja:

  • Evitar los desencadenantes:
    • Comer poco a poco, masticando bien los alimentos.
    • Dejar el tabaco y el alcohol.
    • Evitar comidas grasas, abundantes y cafeína. También evita bebidas con gas.
    • Reducir la toma de antiinflamatorios.
    • Evitar cenar justo antes de ir a dormir y no estirarse después de comer.
  • Infusiones como manzanilla, marialuisa, poleo o regaliz pueden ayudar a las digestiones.
  • Disminuye el sobrepeso para disminuir las posibilidades de que aparezca reflujo.
  • Controla el estrés y el cansancio.
  • Si sueles sufrir de dispepsia, después de un exceso toma antiácidos para calmar las molestias.

Y si todo lo anterior no funciona, consulta con tu médico para que te realice la exploración pertinente y valore añadir otras medicaciones para minimizar los síntomas.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!