En cualquier temporada del año podemos estar expuestos a las infecciones oculares pero especialmente hay que prestar atención en los meses del invierno debido a que nuestros ojos están expuestos al aire frío, calefacción y por consiguiente puede producirse una sequedad ocular que generalmente no entorna gravedad pero si se complica puede generar en una infección que debemos revisar. Cuando esto ocurre nuestros ojos pueden estar dañados por virus, bacterias u hongos. Esta infección puede darse en la córnea, en la parte exterior que recubre al ojo y en el interior de los párpados. Si notas algunos de los síntomas que describiremos en los párrafos siguientes debes acudir al especialista para someterse a un examen ocular. Si eres de los que utilizan lentes de contacto, inmediatamente debes dejar de usarlas y optar por las gafas hasta que tu infección haya desaparecido.

¿Cuáles son las infecciones oculares más comunes?

Existen variedad de infecciones oculares causadas por diferentes bacterias, virus u hongos:

  • Conjuntivitis: Es una infección común y enormemente contagiosa, la conjuntivitis es muy habitual en escuelas y guarderías. Se caracteriza por la inflamación de la conjuntiva, la capa de tejido delgado que cubre la parte frontal del ojo. Los síntomas incluyen enrojecimiento, picazón y secreción amarilla. Lava bien tus manos con jabón antiséptico y sécalas con papel.
  • Queratitis vírica: Es una inflamación de la córnea.
  • Queratitis fúngica: Este tipo de infección está asociada con el hongo Fusarium, que se encuentran en sustancias orgánicas.
  • Queratitis por Acanthamoeba: aunque es menos común, la infección por Acanthamoeba Keratitis puede ser potencialmente grave y amenazar con causar daño a largo plazo a la vista.
  • Endoftalmitis: Es una infección más grave que penetra en el ojo, cuyo resultado puede ser muy serio. La endoftalmitis requiere tratamiento antibiótico urgente.
  • Tracoma: Es una causa principal de ceguera en muchas áreas subdesarrolladas del mundo y  se propaga por las moscas en lugares donde hay falta de higiene.

 

Lentes de contacto, lentillas, ojos, problemas oculares, conjuntivitis. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

¿Cómo se tratan las infecciones oculares?

  • Si la infección es causada por bacterias, se recetan gotas oculares con antibióticos.
  • Si la infección es vírica, es más difícil de tratar y es posible la receta de medicamentos para aliviar el malestar inicialmente, mientras que la infección se resuelve por sí sola. Las infecciones virales más graves se pueden tratar con gotas antivirales.

Los síntomas de las infecciones oculares más frecuentes son:

  • Dolor o hinchazón
  • Enrojecimiento del ojo
  • Comezón
  • Descarga de moco amarillo o cremoso
  • Visión borrosa
  • Ojos secos
  • Ojos llorosos
  • Sensibilidad a la luz

En el caso de que tengas alguno de los síntomas descritos, debes consultar a tu médico de cabecera u óptico lo antes posible para poder diagnosticar la enfermedad y que te proporcione un tratamiento adecuado para tu problema.

Si la infección se desarrolla en el exterior del ojo puede llevar a inconvenientes más graves, como orzuelo, obstrucción de los conductos lagrimales, úlceras de la córnea, celulitis orbital, deterioro de la visión y ceguera que deberás tratar bajo supervisión de un profesional médico.

 

Consultar ahora. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico. App salud.

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.