Tener un hijo es uno de nuestros más fuertes deseos. Pero cuando el tan esperado embarazo no llega, aparecen las dudas y los miedos. Contar con el apoyo de nuestra familia es muy importante, porque ellos estarán a nuestro lado en todo momento. Pero si después de un año de intentar concebir un bebé no tenemos éxito, será fundamental hacer una visita al médico para tratar el tema de la infertilidad o esterilidad.

No estáis solos. Nueve de cada diez parejas en edad fértil llegan al embarazo durante el primer año de intentarlo y entre un 12 y un 20 por ciento de las parejas tienen problemas para tener un hijo. A veces, la naturaleza pone algunos obstáculos, pero ¿podemos hacer algo para evitarlos? Empecemos por entender el origen de esta situación.

¿Infertilidad?, ¿Esterilidad?, ¿Qué nos ocurre?

La esterilidad es la incapacidad -tanto del hombre como de la mujer- para concebir, mientras que la infertilidad es la imposibilidad de llevar a término un embarazo.

Las causas más frecuentes de la esterilidad en la mujer son:

  • Problemas de ovulación
  • Obstrucción o lesiones en las trompas de Falopio
  • Endometriosis
  • Edad avanzada o alguna enfermedad crónica

Las causas más frecuentes de la esterilidad en el hombre son:

  • Alteraciones en los testículos
  • Obstrucción de conductos en el aparato reproductor
  • Enfermedades de la próstata
  • Problemas de erección o eyaculación
  • Alteraciones en la calidad del semen

En el caso de la infertilidad, las causas están relacionadas con la dificultad de la implantación o con el mantenimiento del embarazo:

  • Problemas anatómicos del útero
  • Problemas de receptividad del endometrio
  • Enfermedades endocrinas, de la sangre o alteraciones genéticas

Mejora tus hábitos: El consumo de alcohol, tabaco u otros tóxicos, una dieta alta en grasas o una vida sedentaria afectan a tus posibilidades de embarazo. Los remedios caseros no ayudan a aumentar la fertilidad.

Visita regularmente a tu médico: Si has intentado quedarte embarazada sin éxito o si has tenido dos embarazos que no hayan llegado a buen término, tu médico podrá hacer un diagnóstico preciso que te ayudará a resolver el problema.

En el caso de la mujer

  • Estudio hormonal. Saber más sobre mis días fértiles.
  • Ecografía transvaginal
  • Otros estudios de imágenes

En el caso del hombre

  • Estudio hormonal
  • Análisis de semen
  • Examen de testículos y del pene
  • Ecografía de los genitales

No hay nada perdido, porque después del diagnóstico viene el tratamiento. El tratamiento dependerá de los resultados de las pruebas, pero en general, hay altas posibilidades de que finalmente puedas tener un hijo. Los procedimientos actuales tienen muy alta eficacia: desde una terapia hormonal que pueda tratar un fallo de ovulación, hasta un tratamiento quirúrgico que resuelva una alteración anatómica del útero o de las trompas, pasando por diversas técnicas de reproducción asistida. ¡Ánimo!

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!