El tiempo de vacaciones suele ser un buen momento para hacer ejercicio. Más tiempo libre, días agradables y más largos, nos predisponen a salir a correr, a jugar al vóley en la playa, algún partido de fútbol, etc.… pero ¿estamos preparados? En muchas ocasiones no, y terminamos con lesiones musculares que podríamos haber evitado y con vendajes de colores, o mejor dicho, con el “Kinesio Taping” aplicado.

¿Qué es una lesión muscular?

Los músculos son estructuras formadas por un conjunto de fibras que tienen la capacidad de generar movimiento mediante su contracción y relajación.
Cualquier anomalía dolorosa que se produce en uno de nuestros músculoes es lo que se conoce como “lesión muscular”, y las más habituales son las que tienen su origen en el deporte.

Existen varios tipos, dependiendo de la gravedad:

  • Agujetas: es el dolor muscular que aparece tras 24-48 horas de la realización de un ejercicio intenso y/o prolongado. Indican fatiga muscular y microroturas. Para prevenirlas se debe realizar una adaptación progresiva al entrenamiento o al nuevo ejercicio, además de llevar una alimentación adecuada.
  • Calambre: es una contracción involuntaria de un músculo (o de varios) después de haberlo sometido a un gran esfuerzo. La duración generalmente es corta, suele variar desde pocos segundos hasta un par de minutos. Para que mejoren se debe estirar el músculo y aplicar un suave masaje y calor húmedo.
  • Contractura: ocurre cuando el músculo se tensa de forma involuntaria, dolorosa y permanente, y se desencadena un estado de rigidez. Puede afectar a uno o más músculos, o simplemente a un fascículo. Suele deberse a una sobrecarga de trabajo de un músculo en concreto. No cede espontáneamente, sino que en la mayoría de los casos precisa de tratamiento específico.
  • Distensión: se produce cuando un músculo es tensado de forma exagerada, y se produce un leve desgarro. Es doloroso y se suele recuperar en unos días.
  • Desgarros musculares: es lo que se conoce como “rotura de fibras”, y se produce cuando las fibras musculares se rompen a causa de la fatiga y la sobrecarga, o por un traumatismo.
  • Rotura muscular: en este caso se afectan la totalidad de las fibras de un músculo. Es muy poco frecuente, y se requiere diagnóstico por imagen para poder plantear un correcto proceso rehabilitador.

¿Cómo prevenirlas?

Para poder prevenir las lesiones musculares debemos tener ciertas precauciones a la hora de realizar ejercicio, sobretodo si no estamos habituados a ello. Para ello hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Precalentar al menos durante 5-10 minutos, antes de realizar cualquier actividad que requiera un esfuerzo físico.
  • Después de realizar ejercicio, hacer estiramientos durante 10-15 minutos aproximadamente.
  • Utilizar calzado apropiado para cada actividad.
  • Tener una alimentación variada y saludable.
  • Descansar correctamente.
  • En caso de que aparezca dolor se debe interrumpir la actividad física, ya que en caso contrario puede empeorar la lesión.

¿Sirven las “Kinesio Taping”?

En los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, varios deportistas aparecieron con cintas de colores adheridas al cuerpo. Eran las famosas Kinesio Taping (KT), un vendaje neuromuscular que genera un pequeño levantamiento de la piel y crea un espacio entre la piel y el músculo cuando se produce tensión. Si bien son muy populares entre deportistas de élite, lo cierto es que hay mucha controversia sobre su utilidad. No existe evidencia científica de que las KT sean efectivas por sí solas, pero en el contexto de tratamientos de fisioterapia pueden ayudar en determinadas lesiones.

Me lesioné y ahora ¿qué?

Si has sufrido una lesión muscular, lo recomendable es:

  • Aplicar frío sobre la zona inflamada durante los primeros días. Pasado ese tiempo puedes empezar con calor.
  • Es importante que no realices automasajes en la zona afectada, ya que puede empeorar.
  • Visitar a un fisioterapeuta. Él te aconsejará sobre el mejor tratamiento para recuperar el músculo lesionado.
  • Tomar analgésicos para disminuir el dolor.
  • Una recuperación incompleta puede traerte problemas en el mismo músculo en el futuro. Mantén el tiempo de reposo que te indique el médico.

 

*Consejo validado por el equipo médico de mediQuo.