Todos conocemos el famoso grito de “AZÚUUUCAR” de la auténtica Celia Cruz, ojalá todo el dulce fuera así de sano, desafortunadamente cuántas veces habremos oído que algún familiar, amigo o conocido tiene “azúcar” o “un poco de azúcar” pero “no es diabético porque no se pincha insulina”. ¡Error! A pesar de ser tan cercanos a nosotros y tan frecuente hay muchos conceptos que son equivocados en este mundo sobre la diabetes.

Nuestra Dra. Judit Calpe, directora médica de mediQuo,  nos explica en esta completa batería de preguntas las siguientes cuestiones que más de uno se planteará:

  1. ¿Qué es la diabetes? Es una enfermedad de nuestro metabolismo que produce que tengamos hiperglucemia (azúcar alto).
  2. ¿Sólo es diabético el que se pincha insulina? NO. Existen dos tipos principales de diabetes:
    • Tipo 1: suele aparecer en la infancia, de forma súbita las células del páncreas que producen insulina dejan de funcionar, así que da síntomas rápidos y al no haber nada de insulina el paciente necesita insulina pinchada.
    • Tipo 2: típica del adulto (aunque cada vez más temprana) nuestro páncreas funciona cada vez menos y segrega menos insulina (pero en etapas tempranas aún produce!) el problema es que nuestra insulina propia no funciona igual de bien: la grasa (sobretodo la del temido michelín) secuestra nuestra insulina y no puede actuar donde debe. Resumen: tenemos menos y no llega a donde debe llegar.
  3. ¿Por qué cada vez hay más diabéticos tipo 2? Por nuestros cambios en el estilo de vida: comemos peor y nos movemos menos, ya desde la infancia. Datos de la OMS dicen que a escala mundial se calcula que 422 millones de adultos tenían diabetes en 2014, por comparación con 108 millones en 1980.
  4. “Pero bueno, como no duele la Diabetes no es importante, no es grave” La diabetes causó 1,5 millones de muertes en 2012 de forma directa y de forma indirecta otros 2,2 millones de muertes. Además, si no se controla de forma correcta puede dañar multitud de órganos: ojos, riñones, corazón, vasos sanguíneos y sistema nervioso se llevan la peor parte.
  5. Entonces, ¿qué puedo hacer para evitarla? La tipo 1 no es posible prevenir, pero la tipo 2 sí. Cuida tu alimentación y haz actividad física para disminuir el riesgo. A menos grasa, menos diabetes.
  6. Y si ya me han diagnosticado diabetes tipo 2, ¿puedo curarla? Lamentablemente no. Es una enfermedad crónica. Pero sí puedes mantenerla a raya: nuestro cuerpo tiene “memoria” y contra más retrases la progresión de la diabetes menos complicaciones sufrirás. Planteamos el tratamiento de la diabetes 2 como un taburete de tres patas: si falla uno, cae. Estas tres patas serían: ALIMENTACIÓN – ACTIVIDAD FÍSICA – MEDICACIÓN. Sigue controles habituales con tu médic@ y enfermer@.
  7. Pero si tomo cosas “light” y sacarina ya está, ¿no? Para nada. La etiqueta “Light” no quiere decir que lo que contiene sea totalmente sano y sin calorías, o que contenga algún elemento que en el cuerpo se convierta en azúcar. El diabético puede comer de todo, siempre que lo haga en la cantidad correcta.

 

Y tú, ¿qué dudas tienes sobre la diabetes?

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.