Todos hemos escuchado hablar de la tiroides, pero pocos saben que esta glándula es esencial para nuestra salud.

“Tengo tiroides” solemos decir para explicar que tenemos una enfermedad de la glándula, cuando realmente tiroides tenemos todos.Es una especie de reloj que marca el ritmo del organismo.
Ubicada en la base del cuello y debajo de la “nuez de Adán”, la glándula tiroides mide alrededor de 5 cm de diámetro, posee dos lóbulos, pesa unos 15 gramos y tiene forma de mariposa.
Su principal función es fabricar las hormonas tiroideas (conocidas como T3 y T4) que se vierten en la sangre y son distribuidas por todo el cuerpo. Estas hormonas intervienen en el uso de la energía, el mantenimiento de la temperatura corporal y hace que todos los órganos trabajen de manera correcta.

¿Qué es la enfermedad de la tiroides?

En la actualidad, según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), uno de cada diez españoles tiene algún problema de tiroides. Es más frecuente en las mujeres y en las personas mayores de 50 años. Cuando esta glándula produce demasiadas hormonas, el organismo utiliza energía más rápido de lo normal, dando lugar a lo que conocemos como hipertiroidismo; mientras que cuando no genera la cantidad suficiente, el efecto es el inverso, causando lo que conocemos como hipotiroidismo. A continuación los síntomas más frecuentes:

HIPERTIROIDISMO

  • Nerviosismo
  • Irritabilidad
  • Sudoración excesiva
  • Insomnio
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Sensibilidad al calor

HIPOTIROIDISMO

  • Cansancio
  • Somnolencia
  • Pérdida de atención y memoria
  • Aumento de peso
  • Piel seca
  • Debilidad muscular
  • Caída del cabello
  • Sensibilidad al frío
  • Problemas menstruales

Las causas más comunes del hipotiroidismo son: tiroiditis crónica autoinmune (conocida como Hashimoto), déficit de yodo en la dieta, cirugía de la glándula tiroides y el tratamiento con yodo radioactivo para reducir la producción de hormona.

Las causas más frecuentes del hipertiroidismo son: la enfermedad de Graves, la inflamación de la glándula tiroides y los tumores. Hay otras afecciones que alteran la glándula, como el bocio (agrandamiento de la tiroides), el cáncer de tiroides, los nódulos o las tiroiditis, entre otras.

¿Cómo tratar la enfermedad tiroidea?

Si tienes algunos de los síntomas mencionados, es importante consultar a tu médico endocrinólogo, quien te pedirá un análisis de sangre, una ecografía de cuello y te hará un examen físico. El tratamiento dependerá de la causa y de la gravedad de los síntomas, pero podría incluir:

  • Hormona tiroidea sintética
  • Yodo radiactivo o medicamentos antitiroideos
  • Cirugía

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.