La leche ha sido parte de la dieta humana desde hace más de 8.000 años y los científicos, nutricionistas y dietistas han asumido que debido a que la leche es rica en calcio, es buena para mantener los niveles de calcio adecuados en los huesos. Pero ¿Qué nos aporta?

La leche es el origen principal del calcio en la dieta y tiene otros nutrientes como yodo, fósforo, zinc, retinol y vitaminas D y B12. Los adultos necesitamos calcio y la leche es uno de los alimentos que nos aporta la cantidad perfecta para el buen mantenimiento de nuestros huesos. Por un lado, la presencia del calcio la podemos encontrar en otros alimentos como el yogurt, los quesos, los enriquecidos en vitamina D, en general, todos los derivados lácteos y por otro lado, en alimentos como la sardina, el salmón o la anchoa. Todos ayudarán a mantener una buena salud ósea. Esta es la razón por la que muchas personas son intolerantes a los productos lácteos.

Se dice mucho sobre la leche de vaca, lo que más podemos escuchar es si es necesaria o no para los adultos, frente a esto la leche de vaca está perdiendo popularidad en los últimos tiempos, ya que estudios recientes han demostrado que, pese a ser una forma eficaz de obtener calcio, no es la única fuente y por tanto no es imprescindible. Veamos que otras alternativas hay si no quieres tomar leche de vaca.

¿Qué otras alternativas hay?

Otros tipos de leche, diferentes a la de vaca, pueden ser:

  • Leche de cabra: Es un tipo de leche más digestivo. Junto con la leche de oveja es la que más vemos en el supermercado en España. La leche de cabra tiene un sabor más fuerte y tiene más nata y más calcio. Es muy buena a nivel digestivo pero no tanto para hacer dieta. Tiene menos lactosa y su precio es más alto que la leche de vaca.
  • Leche de oveja: Es algo más grasa que la leche de vaca, pero también tiene más proteínas.

 

Leche de oveja. Leche de vaca y otras alternativas. MediQuo. Tu amigo médico. Chat médico.

 

Aunque en la Península Ibérica nos suenen un poco a chino, hay otras leches aptas para el consumo humano y que, de hecho, se consumen en otros países como:

  • La leche de búfala: que es muy popular en Italia donde hacen la mozzarella de búfala.
  • La leche de camella: es usada en la gastronomía africana, concretamente Noroeste de África.
  • Leche de llama y de alpaca: se emplea ante todo en América del Sur, en los Andes.

 

Vaso de leche. Leche de oveja. Leche de vaca y otras alternativas. MediQuo. Tu amigo médico. Chat médico.

¿Y las vegetales también son leches?

Aunque se habla mucho de las leches vegetales, en realidad no lo son, sino que las debemos llamar bebidas vegetales. Nos referimos a bebidas preparadas con almendras, arroz, coco, sésamo, avellanas, castañas, etc. Lo único que comparten es que vienen embotelladas en cristal, cartón y que son blancas, por lo demás, debemos decir que no son iguales y tampoco sustituyen a la más consumida, la leche de vaca, ya que no son un alimento alternativo a esta.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dejado claro en sentencia del 14 de junio de 2017 que “los productos puramente vegetales no pueden comercializarse con denominaciones tales como “leche”, “nata”, “mantequilla”, “queso” o “yogur”, reservadas por el Derecho de la Unión Europea a los productos de origen animal”.

La bebida de soja es de las más bebidas de entre las alternativas a la leche, junto a las bebidas de almendra, coco o arroz. La bebida de soja es muy apreciada, sobre todo porque tiene lecitina, que es buena para luchar contra el colesterol.

 

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.