¿Has empezado las vacaciones y te has olvidado del gimnasio?

No te preocupes porque te traemos la solución para estos días en los que estarás en la playa con tu familia y amigos. ¿Sabes una cosa? Estás en el mejor gimnasio que se haya podido inventar, la playa. La naturaleza ofrece multitud de opciones para estar en activo incluso en vacaciones, desde diversos deportes de arena hasta numerosos deportes acuáticos. Aprovecha las vacaciones y practica ejercicio con esta nueva rutina, no te arrepentirás de practicar lo que todos quieren, el deporte al aire libre. 

Nuestro entrenador personal, David Peinado, especialista en entrenamiento deportivo, nos indica que debemos bajar la intensidad de los entrenamientos dado que es más complejo rendir con el calor. Además, es muy importante la hidratación, si no lo haces podrás sufrir lesiones musculares durante el mismo. Bebe antes, durante y después del ejercicio. 

El verano es una buena época para experimentar con actividades nuevas, cambiar las rutinas pero mantener las básicas. Y sobre todo, nuestro entrenador, hace hincapié en no dejar pasar más de 3 días sin realizar ninguna actividad física, lo ideal es saltear los días de entrenamiento con uno de descanso. Esto ayudará a retomar fácilmente la actividad en septiembre.

 

pareja realizando un entrenamiento deportivo en la playa mientras están de vacaciones. Se mantienen en activo

 

LOS 5 MEJORES EJERCICIOS QUE PODRÁS HACER MIENTRAS ESTÁS DE VACACIONES EN LA PLAYA SON ESTOS:

  • SENTADILLAS (3 REPETICIONES DE 20) Tiempo invertido 3 minutos.

El objetivo es fortalecer la musculatura del tronco y las piernas, a medida que avanzas en la repetición irás corrigiendo la postura. Flexiona las rodillas hacia delante y mantén la espalda recta.

  • COMBA (3 REPETICIONES DE 50) Tiempo invertido 6 minutos.

¡Hazlo como puedas! Tómate tu tiempo, salta como puedas. El truco está en impulsarse con la punta de los pies para conseguir un salto más elástico. Si no tienes cuerda no te preocupes, lo importante es saltar en el mismo sitio.

  • UN PASO ADELANTE (3 REPETICIONES DE 15 PASOS) Tiempo invertido 5 minutos.

Camina por la orilla y en cada zancada flexiona ambas piernas. Mantén la columna recta, mira al frente y a por el siguiente paso.

  • NADAR (6 LARGOS DE 25 mts) Tiempo invertido 10 minutos.

Llega el momento baño, aprovecha y haz unos largos. Moverás músculos que ni conocías y tu espalda de lo agradecerá.

  • CAMINAR (5 km diarios) Tiempo invertido 30 minutos.

Empieza caminando por la arena mojada de esta forma suavizarás la pisada y refrescarás los tobillos rompiendo con tus pies las olas, seguidamente continúa por arena más seca. Notarás que cuesta más e incluso mantener el equilibrio se hará todo un desafío, eso sí, cuidado con las lesiones en el terreno seco. Para los más atrevidos, con el agua a la altura de los muslos, haz zancadas levantando hasta donde puedas. Fortalecerás el abdomen y el parte trasera de la espalda.

 

chico realizando deporte en la playa, zancadas e hidratación

 

No podemos olvidar que para hacer un entrenamiento correctamente, debemos protegernos la piel con el protector solar y no realizar el ejercicio en las horas de mayor calor. Recuerda que una vez termines el entrenamiento, deberás estirar tu cuerpo, pero esta vez en la toalla.

Como ves, en poco menos de una hora hemos realizado un ejercicio completo y estamos listos para irnos al chiringuito ¿Qué te parece? Te reto a que puedas continuar con estos hábitos durante todas tus vacaciones de verano, búscate a un cómplice. Estés donde estés, realizar ejercicio físico es fácil y divertido. No todo va ser jugar a las palas. ¡Feliz verano!

 

*Fuente: equipo mediQuo.