Con la subida de temperaturas aprovechamos para disfrutar de nuestro tiempo al aire libre: ¿a quién no le apetecen paseos por playa, montaña, baños en ríos o picnics en el campo? Todas estas actividades que tanto nos gustan pueden tener una parte negativa y molesta para todos: las picaduras de insectos. Te contamos cómo prevenirlas y tratarlas:

1.- INTENTA PREVENIRLAS

  • Evita perfumes, cosméticos que huelan mucho ya que atraen a los insectos.
  • Utiliza ropa adecuada: pantalón largo y manga larga si vas a ir a sitios con riesgo. Mejor si es oscura.
  • Utiliza repelentes pero cuidado con ojos y boca. No aconsejados en asmáticos!
  • Los ahuyentadores eléctricos (pastilla o líquido) funcionan en ambientes cerrados, el resto dudosa eficacia. La citronella (en pulseras o como sea) tiene muy baja eficacia.

 

2.- TRATAMIENTO DE PICADURAS LEVES

  • La mayoría son leves, producen enrojecimiento, picor, leve hinchazón.
  • Lava bien la zona con agua y jabón, Utiliza compresas frías para bajar el hinchazón.
  • Retira el aguijón si es visible con unas pinzas estériles.
  • Si es necesario utiliza una crema de corticoide de baja potencia, evitando la exposición al sol de la zona y evitando cara.
  • Si notas que empeora o cualquier cosa que te extrañe consulta con tu médico.

 

3.- ALERGIAS A PICADURAS

  • Llama a emergencias si la persona presenta dificultad a la respiración, hinchazón de cara, labios…
  • Pregunta al afectado si lleva encima la epinefrina (jeringa muy fácil de administrar que deberás ponerle inmediatamente).
  • Afloja cualquier ropa o joya que le apriete y busca quien te ayude mientras llegan los sistemas de emergencia.

Ante todo, mantén la calma. La mayoría de picaduras no pasan de ser una leve molestia unos días.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.