Todos hemos oídos hablar de ciertas patologías como el pie de atleta, pitiriasis, candidiasis, tiña… que son infecciones que afectan al ser humano. Son llamadas micosis y las hay de diversos tipos en función del agente que las provoque.

Qué es la micosis

Las infecciones micóticas están causadas por hongos microscópicos que se encuentran en la piel, mucosas y otras zonas del cuerpo humano. Algunas micosis son afecciones oportunistas que prosperan ante una bajada de las defensas del sistema inmune.

En el organismo habitan hongos que, normalmente, no son peligrosos, pero en ciertas ocasiones pueden reproducirse de forma anómala dando lugar a ciertas patologías.

Causas de la micosis

Una de las más importantes es el contacto de zonas del organismo con prendas de vestir, calzado y superficies con demasiada humedad. Los hongos atacan la piel corporal, el cuero cabelludo y ciertos órganos, como sucede en el caso de la vagina de la mujer.

La micosis cutánea puede comprometer casi cualquier piel del organismo, pero casi siempre se desarrolla en áreas cálidas, húmedas y con pliegues. El incremento de hábitos que facilitan el contagio de este tipo de enfermedades son: uso de piscinas comunitarias, gimnasios o instalaciones deportivas (con sus consiguientes duchas), tratamientos farmacológicos prolongados con antibióticos o corticoides, el uso de detergentes agresivos que dañan la piel y una mayor incidencia en el número de enfermedades que afectan al sistema inmunológico (sida, cáncer, diabetes), pueden ser algunas de las causas de propicien que actualmente las patologías micóticas de localización cutánea hayan cobrado una enorme importancia en el mundo sanitario.

Síntomas de la micosis

La micosis se manifiesta de distintas maneras en función de la zona corporal afectada. Así en la piel se pueden dividir en tres tipos de síntomas:

  • Dermatofitosis del cuerpo: También llamada tiña corporal que provoca unas manchas circulares con los bordes enrojecidos, picor y supuración en la zona inflamada.
  • Dermatofitosis del cuero cabelludo: Conocida también como tiña del cuero cabelludo. Conlleva caída del cabello en determinadas zonas, pelo escamoso en algunos puntos con picores.
  • Pie de atleta: Cuyos síntomas son el resquebrajamiento de la piel entre los dedos de los pies, dolor, picazón y pérdida de la integridad de la piel (piel en carne viva). Las uñas se decoloran debilitándose. Incluso puede verse afectada la planta del pie.

En la micosis vaginal podemos encontrar estos síntomas:

  • Picor, irritación y ardor en la vagina.
  • Inflamación de la vulva con un color rojizo.
  • Dolor en la micción y cuando se mantienen relaciones sexuales.
  • Flujo vaginal anormal, blanquecino y viscoso.

En la candidiasis oral se encuentran los siguientes síntomas:

  • Se forman placas de color blanco en la lengua y cara interior de las mejillas, acompañadas de mal aliento.

Tratamiento

Lo primero es diagnosticar el tipo de micosis mediante la clínica, diagnóstico microbiológico (analítica al microscopio) de la secreción o bien con una muestra de la piel afectada.

Para combatir la infección micótica se prescriben medicamentos antifúngicos cuya duración oscila entre una y tres semanas hasta su curación. En casos graves se precisa la administración via oral. Para la piel y uñas se pueden aplicar tratamientos directamente en las zonas afectadas. En la candidiasis se precisan de las cremas y supositorios.

En casos de fiebre, dolor pélvico o embarazo es importante acudir al médico para controlar la enfermedad.

Para prevenir la micosis hay que evitar la excesiva sudoración, usar preferentemente ropa de algodón holgada, cuidar la higiene personal (especialmente en la candidiasis vaginal, aunque hay que evitar las duchas vaginales).

¿Tienes dudas? ¡Consulta al especialista!

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!