Los miomas uterinos son un conjunto de tumores benignos, nodulares, que consisten en músculo y tejido conjuntivo, que pueden formarse en o sobre el útero. Se distinguen por su tamaño, forma y ubicación, que también son factores determinantes para cualquier síntoma.

Los miomas uterinos son habituales en mujeres en edad fértil, pero generalmente se desarrollan entre los 35 y los 50 años y crecen bajo la influencia de las hormonas femeninas. Después de la menopausia casi no hay crecimiento de tumores, porque los niveles de hormonas femeninas disminuyen. Una forma maligna rara de mioma se llama leiomiosarcoma.

Los síntomas del mioma uterino

La mayoría de las veces no hay síntomas, pero cuando los hay, estos suelen ser:

  • Sangrado menstrual severo o prolongado
  • Dolor espasmódico
  • Sensación de presión en el abdomen
  • Sensaciones desagradables durante el coito
  • Sangrado entre los períodos menstruales

Causas y riesgos

El fondo y los factores desencadenantes que causan la aparición de los miomas no se comprenden con precisión. Sin embargo, está claro que son estimulados por las hormonas sexuales femeninas, bajo cuya influencia crecerán los tumores. La predisposición familiar también puede desempeñar un papel decisivo en la formación de los miomas.

Si los miomas uterinos causan períodos menstruales más fuertes y más prolongados o sangrado entre períodos, el aumento de la pérdida de sangre puede causar anemia.

A veces, los miomas causan problemas durante el embarazo: la influencia de los niveles hormonales alterados puede hacer que aumenten considerablemente de tamaño y, si crecen excesivamente, pueden desencadenar un parto prematuro o una posición anormal del niño.

Mioma uterino: examen y diagnóstico

Una vez que se ha determinado la existencia de miomas, se hacen exámenes de ultrasonido y palpación. Los miomas más grandes se pueden detectar mediante palpación, pero los nódulos más pequeños requerirán una ecografía vaginal. Con los miomas en el interior del útero, puede ser necesaria una inspección endoscópica del útero. Bajo ciertas circunstancias, se puede requerir una laparoscopia para la investigación de los miomas en la parte externa y en la pared del útero.

Cabe mencionar que existen 4 tipos de miomas uterinos:

  • Mioma pediculado
  • Mioma intramural
  • Mioma submucoso
  • Mioma subseroso

Mioma pediculado, submucoso, subseroso, intramural. Miomas uterinos, benigno. Útero. Ginecología. Mediquo, Tu amigo médico.

¿Cómo se tratan los miomas?

El tratamiento de los miomas se produce solo cuando causan molestias, afectan la fertilidad o causan problemas antes o durante el embarazo. El factor determinante en la elección del tratamiento es si el paciente todavía desea tener hijos. El tratamiento farmacológico y los métodos quirúrgicos o no quirúrgicos tienen sus ventajas y desventajas, y deben adaptarse a las necesidades individuales del paciente. Las medidas terapéuticas pueden estar dirigidas a reducir el sangrado menstrual o aliviar el dolor y los calambres. Especialmente vale la pena mencionar aquí los tratamientos hormonales y la cirugía para extirpar los miomas o el útero.

 

Consultar ahora. Mediquo. Tu amigo médico. Chat médico. App salud.

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.