Se conoce como la “enfermedad del beso” pero nada tiene de romántica. Si bien da fiebre, dolor, decaimiento e inflamación, no es precisamente por su relación con el amor (o el desamor). La mononucleosis, como médicamente se conoce, es una infección que se contagia principalmente a través de la saliva, por ejemplo por un beso, de ahí su nombre popular.

Está causada por diversos virus, uno de ellos es el Epstein – Barr, uno de los que más comúnmente infectan el cuerpo humano (se estima que más del 90% de la población de países desarrollados contrae el virus antes de los 20 años). La mononucleosis es una enfermedad que afecta principalmente a chicos, adolescentes y adultos jóvenes, y no es grave.

Se dan más casos entre los 12 y 18 años y el motivo no es casual: es el tiempo del despertar sexual, los besos y las caricias. La saliva es el fluido de contagio más frecuente, aunque la sangre y el semen también pueden ser vías de contagio.

Los niños de hasta cinco años también tienen riesgo de contraerla, ya que son muy propensos a chupar todo lo que encuentran a su alcance, pero en la mayoría de los casos, la mononucleosis se camufla en un cuadro febril.

Esta enfermedad tiene un período de incubación de 5 a 7 semanas, y afortunadamente, no es tan contagiosa como otras infecciones, pero puede contraerse el virus por el simple contacto de beber en el mismo vaso que otra persona.

Los síntomas pueden presentarse de manera lenta y no todos al mismo tiempo. Los más frecuentes son:

  • Cansancio.
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre.
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello y las axilas.
  • Amígdalas inflamadas.
  • Bazo inflamado.
  • Dolor de cabeza y cuerpo.
  • Sapullido. En el caso de ser tratado con antibióticos.

La fiebre y el dolor pueden ir disminuyendo con el paso de los días, pero el cansancio y la inflamación de los ganglios y del bazo pueden durar algunas semanas más.

Si el médico te dice que tienes inflamación del bazo o del hígado, que son síntomas menos comunes, debes evitar el ejercicio o hacer  esfuerzos ya que éstos pueden generar una ruptura de esos órganos.

¿Cómo saber si tengo mononucleosis?

Además de los síntomas, es necesario hacer un análisis de sangre para determinar si tienes el recuento de linfocitos (un tipo de glóbulos blancos) aumentado, y si su aspecto es normal o tienen un tamaño más grande. También hay que verificar que el número de plaquetas sea normal y si el hígado está funcionando bien. Además, con una ecografía podrán ver si el hígado o el bazo están inflamados.

Tratamiento

Si tienes mononucleosis, no debes tomar medicamentos antivirales ya que no tienen efecto. Los médicos recomiendan reposo, una dieta saludable y beber mucha agua, no beber alcohol, café, o tomar alimentos con mucho azúcar o muy grasos. Si tienes fiebre alta, puedes tomar algún antitérmico.

Prevención

No es muy efectiva ya que hay que ser muy cuidadoso. No hay una vacuna que proteja contra la mononucleosis, pero puedes tomar algunas medidas para evitar el contagio:

  1. Mantén una buena higiene: lávate las manos frecuentemente.
  2. No compartas bebidas, alimentos o artículos de uso personal, como los cepillos de dientes.
  3. Si además, sabes que la persona tiene mononucleosis, evita besarla.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!