Las paperas o en su nombre técnico parotiditis, suele darse en niños y adolescentes. Se trata de una enfermedad infecciosa y es preferible que aparezca antes de la pubertad porque posteriormente es potencialmente grave.

¿Qué son las paperas?

Las paperas es una infección ocasionada por un virus, contagiosa y afecta al ser humano solamente. Su principal característica es la inflamación de las glándulas salivares, en especial la glándula parótida, que se encuentra a ambos lados de la cara, afectando a una o a ambas.

Es posible que el virus dañe otras zonas del cuerpo como los testículos, meninges, páncreas u oído.

Causas de las paperas

El causante de las paperas es un virus que se encuentra en las secreciones respiratorias de los enfermos y se transmite por las gotitas de saliva despedidas al hablar, estornudar o toser.

En un 30 % de los casos, las personas pueden tener paperas sin mostrar síntomas, transmitiendo la enfermedad. Además, hay que tener en cuenta que el virus puede estar presente en el enfermo, hasta siete días antes y nueve después de empezar a padecer los síntomas.

Lo bueno es que, tras padecer las paperas, uno queda inmunizado para siempre.

Síntomas de las paperas

Los síntomas comienzan con una fiebre no muy alta, pérdida de apetito, malestar y dolor de cabeza. Al día siguiente se presenta dolor de oído acompañado de molestias al tocar en la parótida de ese lado.

La glándula se irá inflamando, alcanzando su máximo tamaño a los 3 días junto con un intenso dolor. Se suele producir en ambos lados de la cara, aunque existen un 25 % de posibilidades de que solo afecte a uno.

Llegados a este punto la fiebre alcanza cotas entre 37 y 40º, se tienen dificultades para hablar y masticar. Después de llegar a su máxima inflamación, el malestar, la fiebre y la hinchazón disminuyen y al cabo de una semana las glándulas tienen un aspecto normal.

 

paperas, virus, infección, vacunas, pediatría, medicina general. Salud, mediquo, tu amigo médico. chat médico.

Diagnóstico y tratamiento

Para el diagnóstico existen pruebas que se deben realizar como es el recoger muestras de la mucosa faríngea para realizar un cultivo en el que se verá la presencia del virus o detectar el material genómico de este mediante un estudio.

Estas pruebas se pueden aplicar a un análisis de orina que puede dar positivo hasta dos semanas después de la enfermedad.

El tratamiento es para mejorar los síntomas mediante antitérmicos, antiinflamatorios y frío local, tanto en la glándula parótida como en los testículos si el dolor es intenso.

Se puede prevenir las paperas mediante la vacuna que puede ser monovalente en dos dosis, una antes del año de vida y otra a partir de los 2 ó 3 años de vida, o con la llamada triple vírica (sarampión y rubeola).

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.