¿Trabajas sentada 8 horas? ¿no haces ejercicio? ¿sientes que tus piernas se cansan? Seguramente ya sabes de lo que te estoy hablando, es una sensación muy molesta que afecta a 1 de cada 4 adultos en nuestro país, hoy hablamos de la insuficiencia venosa. Las venas de las piernas no empujan lo suficiente la sangre que ha de ir hasta el corazón y con ello aparecen los molestos síntomas:

  • Dolor en las piernas, sobretodo por la tarde-noche,
  • Hinchazón que empeora conforme pasa el día.
  • Piernas cansadas, pesadez, calambres.
  • Cambios en la coloración, aparición de varices.

¿Quiénes tienen más riesgo de sufrirlas?

  1. Mujeres (por predisposición hormonal que empeora con la edad).
  2. Embarazadas.
  3. Personas con obesidad.
  4. Personas sedentarias.

Por desgracia no hay ningún medicamento que cure esta enfermedad, hay algunos que pueden mejorar algo sus síntomas pero no está demostrado que funcionen. Sí que está demostrado que lo mejor es prevenirlas con una serie de recomendaciones:

  • Dieta sana y ejercicio diario: intentar controlar el sobrepeso como factor de riesgo. Evitar el estreñimiento con un aporte correcto de frutas y verduras nos ayudará también.
  • No permanecer mucho rato en la misma postura sin moverse: mover frecuentemente piernas y tobillos ayudará a mejorar nuestra circulación. Existen muchas tablas de ejercicios que pueden ser útiles, igual que masajear nuestras piernas suavemente.
  • Elevar las piernas al estar sentados o estirados, sobretodo por la noche en la cama.
  • Dar duchas de agua fría en las piernas mejorará la pesadez.
  • Evitar ropa demasiado apretada (calcetines, pantalones o calzado mejor que sean holgados).
  • Consulta con tu médico para ver si en tu caso pueden ayudarte unas medias de compresión, que realizando una presión constante en toda la zona ayudan a la circulación de la sangre. En algunas ocasiones también se recomienda la cirugía.

¡Actívate para cuidar tus piernas!

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.