¿Dónde nos vamos de vacaciones? La pregunta de todos los años. Seguro que en estas fechas ya lo tienes todo decidido. ¿Eres de las que ponen de todo en la maleta? ¿Te escapas un fin de semana y parece como si te fueras un mes? Seguro que no te dejas nada en casa, ni siquiera los por si acasos, pero lo más importante de todo es que lleves tu maxi neceser, además de con todo el kit de maquillaje y cremas, no olvides tu mini botiquín de emergencias.

Según Sònia Cibrian, nuestra doctora de Medicina General y Familiar, nos comenta que no es raro caer malo/a en vacaciones, por eso es muy importante preparar el botiquín y estar prevenido ante cualquier situación, sobre todo al poder estar lejos de algún centro médico.

Entonces después de saber dónde iremos y con quién, debemos tener en cuenta que no serán igual los kits de emergencia si sólo vamos adultos o si nos acompañan niños. De hecho, la doctora nos hace hincapié en que no es lo mismo hacer una escapada a la montaña o a playa, que si nos vamos de safari o ruta por los centros de las ciudades. También es muy importante, tener presente el tiempo que van a durar nuestras vacaciones.

Lo que nunca puede faltar en tu botiquín:

  • Antitérmico/Analgésico: Los más utilizados en el día a día. Sea fiebre, algún tipo de dolor (malestar general, dolor de cabeza o de alguna zona concreta). Incluso, puedes llevar una crema calmante para los dolores musculares.
  • Protector solar: Las gafas y las gorras también cuenta, pero lo más importante es que protejas toda la piel visible. Aplica 30 minutos antes de empezar la exposición solar, y repite cada 2 horas y tras los baños que hagas.
  • Corticoides: Es normal que durante las vacaciones nos pique algún bichito, nuestra sangre es muy dulce y esto les gusta. Cremas o tipo roll-on es lo más utilizado para estos casos, ya que conseguiremos bajar la inflamación y el picor. Los antihistamínicos no están recomendados para éstas causas.
  • Repelente de mosquitos: Si aún así nos pican, imagina sin poner nada… En verano estamos más expuestos a las picaduras de estos molestos y ruidosos bichos. Usa repelentes de uso tópico para crear una película sobre la piel convirtiéndola en un lugar no agradable para insectos como moscas, mosquitos, pulgas y garrapatas. Eso sí, por mucho repelente que usemos, no podremos esquivar a los insectos con aguijón, tipo abejas y avispas. ¡Mucho cuidado!
  • Y por último y no menos importante, todo el material de curas, tiritas, termómetro, suero fisiológico, agua oxigenada, esparadrapo, gasas estériles. Todo ello nos vendrá bien en el caso de que tengamos que cuidar alguna herida menor.

Está claro que,  vayas donde vayas, debes llevar tu botiquín de vacaciones contigo. ¿lo tienes todo?

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.