Una de las preocupaciones más importantes de los padres, es el correcto desarrollo de los hijos, este desarrollo se produce por diferentes hitos evolutivos de los cuales uno de los más temidos es la llamada adolescencia. Nuestra psicóloga, Paula Rueda, nos acerca este tema desde una perspectiva muy objetiva.

¿Qué caracteriza a la adolescencia?

“Comúnmente hay muchos estigmas que marcan la adolescencia como una fase difícil y problemática con los hijos. Es una etapa de mucho cambio, donde se tienen que poner en práctica diferentes formas de interactuar con nuestros hijos que ahora son adolescentes”, apunta Paula.

“Desde que son pequeños desarrollan su identidad y carácter, pero es en la adolescencia donde ellos mismos van haciéndose participe del propio desarrollo de ésta. Es una etapa donde las relaciones sociales, la experimentación, la apariencia, la sexualidad, las emociones… comienzan a tener un peso muy importante en el día a día, enriqueciendo el desarrollo de su propia personalidad y vida interior”, explica Rueda. 

Es fundamental tener en cuenta este cambio, ya que como padres también debemos de cambiar la forma de comprender y comunicarnos con ellos, para continuar aportándoles el apoyo y la seguridad que necesitan, incluso más que cuando eran pequeños.

 

Diálogo y adolescencia. Psicología. Paula Rueda. Mediquo, Tu amigo médico. Chat médico.

 

Para fomentar una buena relación con nuestros hijos adolescentes recomendamos los siguientes consejos:

  • Abrir la mente al cambio, apertura a dialogar con nuestros hijos, escucharlos y conocer sus preocupaciones sin prejuicios.
  • Interesarnos por sus gustos y aficiones, sin juzgar. No tiene por qué gustarnos.
  • Comprender que el nivel de exigencia en el colegio en cursos superiores va avanzando, con lo que conlleva a un mayor nivel de estrés y ansiedad en nuestros hijos, para ello podemos aportarles ayuda mediante pautas en planificación de estudios y orientación vocacional.
  • No prohibir de forma autoritaria, ya que podemos fomentar efecto rebote y provocar que hagan aquello que le hemos prohibido. Dialogar de forma tranquila y calmada nos permitirá que ambas partes lleguen a una mejor comprensión.
  • Educar e informar sobre conductas de riesgo, como consumo de sustancias tóxicas o situaciones peligrosas. Enseñar a identificar estas situaciones y los peligros que conllevan para su salud.
  • Fomentar aficiones y círculos sociales saludables, como equipos deportivos, voluntariados o excursiones en la naturaleza y fomento del medio ambiente.

Estos son algunas pautas que podemos poner en práctica que nos pueden resultar beneficiosas donde el diálogo y la comprensión por parte de los padres es fundamental.

¿Tienes conflictos con tus hijos? ¡Únete al siguiente grupo y expón tu caso! Más de 65 mil usuarios te están esperando.

 

Comentar en grupos mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.