Hoy en día muchas personas tienen su salud condicionada por algún tipo de alergia. En el mejor de los casos, son molestas y perjudican la calidad de vida de quien las padece. Pero ¿cómo se sabe si alguien es alérgico a algo? Vamos a ocuparnos de las pruebas cutáneas para diagnosticar alergias.

Técnicas de pruebas de alergias

Existen dos modelos de pruebas cutáneas para identificar estas reacciones:

  • Pruebas cutáneas de punción (prick test), conocidas como pruebas de hipersensibilidad inmediata.
  • Pruebas epicutáneas (patch test), también conocidas como pruebas del parche, son de hipersensibilidad tardía.

Para realizarlas se introduce en la piel una cantidad muy pequeña del posible agente causante (alérgeno). Si este desencadena una reacción en esa zona, se considera que el paciente tiene alergia a esa sustancia.

Pruebas cutáneas de punción (Prick test).

Se realizan en el servicio de alergología, aplicando distintos alérgenos en el antebrazo o en la espalda. Según la reacción que se produce, se determina cuál es la causa de la alergia y su importancia.

Se limpia la parte interna del antebrazo o la espalda con alcohol y cuando la zona está seca se coloca una gota de la sustancia que va a ser estudiada.

Lo normal es poner distintos extractos a una distancia de 2 cm unos de otros. El médico que realiza la prueba, mediante una lanceta, pincha suavemente la gota y la piel en un ángulo de 45º sin llegar a hacer que fluya la sangre.

 

Pruebas cutáneas alergia. Brazo, pick test. Mediquo, Tu amigo médico. Chat médico. Ácaros, polen

 

Con el pinchazo se levanta algo de piel y entra una fracción del alérgeno. En cada uno de los pinchazos la lanceta se cambia.

Tras 10 ó 20 minutos se puede examinar si ha habido reacción alérgica o no.

Es una prueba fiable en los casos de alergia a pólenes, pelo de mascotas (perros y gatos), fármacos como los antibióticos, ácaros, hongos, alimentos, látex, insectos, etc.

Pruebas de parche

Se colocan discos en dos filas con los alérgenos en la espalda del paciente, manteniéndose allí durante 48 horas, durante las cuales no se debe mojar la espalda, evitando calor y sudor. Pasado ese tiempo hay que volver a la consulta para evaluar la reacción que se haya producido.

Este método sirve principalmente para identificar dermatitis alérgicas, eczemas producidos por maquillajes, alergias a metales, etc.

Para someterse a pruebas de alergia es muy importante no tomar anteriormente antihistamínicos ni corticoides y caso de hacerlo el médico determinará con qué antelación es necesario dejarlos.

Los síntomas más habituales son sensación de calor y erupción en la piel; en muy pocos casos se produce una reacción llamada shock anafiláctico. En cualquier caso, siempre hay un equipo médico preparado por si acaso.

El especialista proporciona un informe al cabo de unos días con los resultados.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.