Las quemaduras son uno de los accidentes domésticos más comunes, es por ello que debemos estar preparados para actuar ante ellas. Son dolorosas en su mayoría, y muchas veces la actuación en los primeros instantes puede hacer que no se compliquen. Te enumeramos los pasos a seguir, pero recordando siempre que prevenirlas es lo más importante. Vigilar en la cocina, sobretodo si hay niños presentes es indispensable para que no se produzcan.

  • AGUA FRÍA Refresca la zona con agua fría durante unos 10 minutos. No utilices hielo. Retira la ropa de la zona (cuidado si está enganchada a la piel, corta las zonas laterales y sobretodo no estires).
  • AMPOLLAS Si ha aparecido una ampolla en la zona y está intacta, desinfectar con un antiséptico. Si la ampolla está rota lavar con agua y jabón, desinfectar con antiséptico y cortar con tijeras estériles la piel “muerta” de la zona.
  • CUBRIR ZONA con apósito estéril si la quemadura no exuda (saca líquido).
  • CONSULTA A TU MÉDICO SI:
    • zona amplia de quemadura
    • afectación muy profunda
    • quemadura eléctrica
    • herida que exuda
  • NO UTILICES pasta de dientes, mantequilla ni nada similar. No ayudan y pueden empeorar la quemadura!

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.