Es normal que tengas dudas de qué hacer, dónde y cuándo pero lo que de verdad te preguntas es, ¿qué hago cuando ya no me guste? Afortunadamente, hoy en día hay técnicas para el borrado de tinta pero son muy costosas y dolorosas, por lo que hay que tener muy claro si de verdad queremos llevar algo en nuestra piel para el resto de los días. A continuación, te desvelamos algunas de las dudas más frecuentes.

¿Los tatuajes son perjudiciales para la salud?

La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) afirma que no existen evidencias científicas de que los tatuajes sean perjudiciales para tu salud. Sin embargo, sí que es cierto que los tatuajes pueden interferir en los resultados de algunas pruebas diagnósticas. Los pigmentos de la tinta pueden migrar y acumularse en los ganglios linfáticos, que aunque este hecho no afecta a la salud, puede llevar a errores graves de interpretación dando falsos positivos en algunas pruebas (PET/TAC).

¿Puedo ser alérgico a la tinta?

Sí. Existen personas que son alérgicas a algunos de los ingredientes de la tinta. Estas sustancias varían dependiendo del color. La tinta roja es la causa más común de las reacciones alérgicas (aunque también puede ser causada por cualquier otra). Pueden producirse tanto por tatuajes permanentes como temporales.

Hay distintos tipos de reacciones alérgicas, y los signos dependerán de cada una de ellas. Los más comunes son: hinchazón, rojez, sarpullido, inflamación, aspecto escamoso y aparición de nódulos púrpuras o rojos alrededor del tatuaje. Si notas cualquiera de estos signos, acude inmediatamente a tu médico. En algunos casos el tatuaje deberá ser eliminado.

 

Damos respuesta a los mitos sobre los tatuajes de la piel. mediQuo tu amigo médico

Si me hago un tatuaje en la espalda, ¿podré ponerme la epidural para dar a luz?

La verdad es que durante algún tiempo algunos anestesistas mostraron cierta reticencia a aplicar la epidural a mujeres con tatuajes en la zona lumbar. Tenían miedo a que la aguja, al atravesar la piel, arrastrase pigmentos hasta una zona tan delicada y pudiera haber complicaciones graves a corto o largo plazo. Sin embargo, a día de hoy no existe evidencia científica de peligro ni se han producido complicaciones. Ante el riesgo de introducir restos de tinta en el sistema nervioso central, la AEDV afirma que es suficiente practicar una pequeñísima incisión en el punto a través del cual deba introducirse la aguja para evitar así el contacto con la tinta.

Sin embargo, recomendamos a las mujeres con tatuajes en la espalda, hablar con el anestesista antes del parto para averiguar cuál es su postura al respecto y evitarse sorpresas de última hora.

¿Puedo donar sangre?

Sí, aunque la Cruz Roja recomienda esperar 4 meses desde la fecha del tatuaje, antes de donar sangre, para descartar la posibilidad de haber contraído Hepatitis, HIV u otra infección que se trasmita por la sangre. Es decir, el tener un tatuaje no es un impedimento para donar sangre, siempre que sigamos esta recomendación.

Si me arrepiento, ¿podré quitár el tatuaje de mi piel?

Sí, existen tratamientos costosos, pero definitivos, como los de energía lumínica y láser. Sin embargo, no siempre la piel vuelve a tener su aspecto y textura natural después del proceso de eliminación, ya que puede no lograrse la restitución completa del daño cutáneo que estos tratamientos producen en la piel al eliminar el tatuaje. Desde la AEDV recomiendan que se quiten siempre bajo control médico, directamente por un dermatólogo. De esta forma, se evitarán complicaciones al eliminarlos.

Además, debes saber que en la técnica para tatuar se emplean agujas que penetran la piel entre 80 y 150 veces por segundo. Los médicos recomiendan no utilizar tinta roja, ya que es la que más reacción alérgica puede producir en tu piel. Asegúrate de que el espacio está homologado y que es un profesional y que cumple con las normas de higiene y sobre todo que el material esté esterilizado y las agujas sean desechables.

Si te has atrevido a realizar uno este verano, cuídalo con lociones neutras e hipoalergénicas para mantener hidratada la piel. No apliques vaselina, no es la mejor opción, ya que puedes producir una reacción alérgica. Si notas cambios en tu piel una vez realizado el tatuaje,o incluso meses/años más tarde, acude a un dermatólogo para que te revise.

No podemos olvidar que los diseños de tatuajes pueden ser modas que van y vienen, pero también ayudan psicológicamente a sentirse mejor tras la cirugía mamaria o mastectomía en la que las afectadas recurren a la reconstrucción del pezón y la areola o incluso a cubrir ciertas zonas de la piel que han sido afectadas por quemaduras.

reconstrucción pezón y areola tras la mastectomía. mediquo tu amigo médico

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.