La reserva ovárica indica la cantidad de óvulos de los que dispone una mujer en un momento determinado de su vida, nos permite  conocer el estado de su fertilidad y las posibilidades de conseguir el embarazo, tanto de forma natural como empleando técnicas de reproducción asistida. Nuestra especialista Auris Andrade, te explicará qué métodos debes utilizar para conocer tu reserva ovárica.

La reserva ovárica empieza a caer de forma más acusada a partir de los 35 años, de forma que en torno a los 38 suele ser baja, a los 40 es muy reducida y a partir de los 43 se estima que está prácticamente agotada. Por otro lado, hay que tener en cuenta que a medida que la reserva ovárica desciende en cantidad también lo hace la calidad de los óvulos, esto quiere decir que hay mayor riesgo de anomalías de los folículos y ovocitos, que los hacen menos aptos para lograr un embarazo viable.

No solo la edad afecta la reserva ovárica, también existe otros factores que la comprometen; tratamientos oncológicos, la exposición a ciertos agentes tóxicos, tener antecedentes familiares de fallo ovárico o menopausia precoz, ciertas enfermedades genéticas, patologías autoinmunes o dolencias ginecológicas, como la endometriosis.

Te preguntarás como puedes conocer tu reserva ovárica, ¡sencillo! Dispones de los siguientes métodos:

  • El recuento de folículos antrales en cada ovario por ecografía, realizarlo en la fase folicular entre los días 2 ó 3, al 5to del ciclo menstrual. Decimos normalidad cuando se tiene un número mayor a 6 entre los dos ovarios, por debajo de 6 consideramos baja reserva ovárica.
  • La valoración de la hormona antimüleriana (AMH), se realiza cualquier día del ciclo menstrual. Los valores normales esperados van de 1 a 3,5 ng/ml, debajo de 1 a 0,7 ng/ml es considerada normal baja, valores por debajo de 0,7 ng/ml estamos ante baja reserva ovárica.
  • La respuesta de los ovarios a ciertos fármacos estimulantes.

Estas pruebas también son de gran ayuda para conocer, con bastante fiabilidad, la probabilidad de éxito del tratamiento de fertilidad, ya que ayudan a obtener información sobre la respuesta de la paciente al tratamiento de estimulación ovárica aplicado en la mayoría de técnicas de reproducción asistida (ej. la inseminación artificial y la fecundación in vitro).

¿Tiene alguna utilidad conocer mi reserva ovárica?

¡Sí!, La relación que tiene con la fertilidad y qué factores influyen en su deterioro ayuda a planificar la maternidad con más antelación y con más probabilidades de éxito. 

Si presentas algunos factores antes mencionados, o que desees postergar tu maternidad, dispones de la preservación de ovocitos, en caso de que sea necesaria la ayuda de la reproducción asistida, qué técnicas hay que descartar de primeras y cuáles tienen más posibilidades de ser exitosas, con previo conocimiento de tu reserva.

¿Tienes dudas? ¡Si tienes más de 35 años, únete a nuestro grupo y consulta a otras usuarias en tu misma situación! Haz clic en el siguiente botón.

 

Comentar en grupos mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.