Estamos al borde del verano y los niños tienen ganas de pasarlo bien. Después de finalizar el periodo lectivo, necesitan relajarse y salir al aire libre. Esto es muy saludable para ellos, siempre que se tomen las medidas adecuadas.

10 consejos para proteger a los niños en verano

Ropa Ligera

El verano es la estación del calor y sol por excelencia. Si los adultos tenemos que protegernos de la exposición a los rayos solares, con más razón hay que prestar atención a los niños.
Usar una adecuada vestimenta, ligera, algo holgada para permitir la transpiración, gafas de sol y gorra, ayudarán a su protección.

Protección solar

También es conveniente que en las horas centrales del día no estén expuestos a pleno sol y los pequeños menores de un año siempre deben permanecer protegidos de la exposición directa. Además, no olvides la crema solar de alta protección para evitar problemas y quemaduras en su piel.

Hidratación

La hidratación es fundamental. Siempre hay que estar pendiente de que consuman líquidos para evitar problemas con el calor. Hay que darles el agua o zumos necesarios, aunque no lo pidan: Están demasiado ocupados pasándolo bien y no se dan cuenta de la sed.

Insectos

Los insectos son otra de las causas que influyen en el bienestar de los niños en verano. Las picaduras de mosquitos, arañas, avispas y otras especies suponen momentos de dolor y picazón en su sensible piel.
Hoy existen productos, unos que se aplican para evitar las picadoras y otros para ponerse en el caso de que se produzcan, para aliviar sus efectos.

Comidas ligeras

Las comidas que se realizan por mayores y pequeños serán más ligeras y refrescantes que los platos cocinados en otras estaciones del año.
Los nutrientes deben ser los que ayuden a que el niño crezca, pero se pueden lograr en verano de ensaladas normales o de pasta, frutas de temporada, verduras, aunque en este caso a lo mejor hay que disimularlas con algún condimento.

 

consejos para niños en verano, salud, pediatría, mediquo. Tu amigo médico. Chat médico.

Corte de digestión

Cuidado con los baños nada más comer. La temperatura corporal y la del agua suelen ser muy distintas y pueden originar problemas al niño en forma de lo que habitualmente se llama “corte de digestión”.

Deporte

El deporte es una de las mejores maneras de que quemen sus energías y es bueno que lo realicen, pero bajo supervisión de los mayores.

Golpe de calor

La natación, fútbol, bicicleta, etc. Les divierten mucho, pero hay que pensar en las horas del día en que se practican para evitar un golpe de calor.

Heridas

Las heridas o lesiones producidas mientras se divierten deben ser tratadas inmediatamente para evitar infecciones y, en caso necesario, el niño debe ser llevado al médico.

Vigilancia

La piscina y la playa son los lugares preferidos de veraneo de los pequeños, pero siempre deben estar vigilados por personas mayores que los acompañen, evitando accidentes graves o irreparables.

Continua leyendo recomendaciones para el verano e infórmate de las infecciones más frecuentes de esta época, haciendo clic aquí.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.