Seguro que en más de una ocasión has podido pasar por una situación similar a la de un ataque de pánico, bien sea por pensamientos muy negativos, por miedos interiorizados o incluso cuando no hay un peligro real. El pánico no distingue ni de edad…