Llevas unos días sintiéndote rara. Te sientes pesada, cansada y no paras de pensar en conseguir diez minutos libres para poder echarte una siesta. ¿Estarás embarazada? Tienes retraso, aunque últimamente no eres demasiado regular. ¿Deberías hacerte la prueba de embarazo? A continuación te damos algunas…