La alopecia es un trastorno que preocupa a muchas de las personas que la padecen. Hoy en día con el trasplante capilar el problema se trata con bastante éxito, pero hay que saber cuándo se puede llevar a cabo.

Qué es el trasplante capilar

Se trata de una técnica quirúrgica mediante la cual se pueden extraer cabellos de una zona sana del propio individuo a otra en la cual se padece alopecia.
Se utiliza anestesia local. La zona preferida para conseguir los folículos pilosos sanos es la parte de la nuca en los varones.
Después de esto, estos se colocan en la zona afectada por la alopecia, procurando mantener una densidad capilar natural.

Por qué se realiza un trasplante capilar

El trasplante capilar se realiza por diversos motivos, por ejemplo, un problema estético, médico o de autoestima y, desde luego, se puede llevar a cabo tanto en hombres como mujeres.

No siempre está indicado, por ello, vamos a señalar cuándo se puede realizar:

  • Alopecia androgénica: Se conoce como calvicie común. Lo normal es hacer el trasplante cuando se ha frenado esta (normalmente por encima de los 40 años) aunque existen excepciones.
  • Alopecia cicatricial secundaria: Debida a cicatrices en el cuero cabelludo producidas por:
    • Causas médicas: cirugías realizadas en esa zona, como las tumorales o neurocirugía. La radioterapia también puede producir este efecto.
    • Quemaduras y accidentes que destruyen folículos pilosos, dejando cicatrices poco estéticas.
  • Alopecia cicatricial primaria: Debida a enfermedades que no permiten la regeneración del pelo mediante otras técnicas médicas.
  • Alopecia triangular congénita: Es una pérdida de cabello en las regiones laterales de la cabeza desde el nacimiento.

Cómo se realiza la intervención quirúrgica

Dura entre 5 y 6 horas y, aunque la técnica es sencilla, el tratamiento de los folículos requiere de más tiempo.

El trasplante capilar es una cirugía ambulatoria y el paciente entra y sale del hospital por su propio pie.

Además de la anestesia, se incorpora un ansiolítico para que el paciente esté más tranquilo. Es preciso su historial médico y es necesaria la firma del consentimiento informado del enfermo.

Resultados y complicaciones

Después de llevarse a cabo la intervención el cabello injertado caerá, pero no el folículo con lo que crecerá nuevo pelo viéndose los primeros resultados pasado 6 meses.

Es conveniente que el dermatólogo haga un seguimiento para ver la evolución, así como llevar un tratamiento médico que intensifique el crecimiento del cabello, como determinadas infiltraciones.

Las complicaciones de este tipo de cirugía son casi inexistentes:

  • Dolor local que se trata mediante analgésicos.
  • Inflamación en la zona injertada: Se aplica frío local.
  • Infección leve que requiera algún antibiótico.
  • El llamado efluvio telogénico: La caída súbita del pelo sano cercano que se encuentra en la fase final de crecimiento.

¿Tienes dudas? ¡Consulta a los especialistas!

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.