Las verrugas son incrementos benignos (no cancerosos) que aparecen en la piel porque alguno de los virus del papiloma humano infecta su capa superior. Son fuertemente contagiosas. El contagio se da por contacto directo pero también se pueden contraer a través de los sitios públicos como baños o piscinas. Suelen tener el color de la piel y son ásperas, pero pueden ser oscuras, planas y lisas. El periodo de su incubación es de 3 a 4 meses. ¡Te contamos más sobre los tipos y sus tratamientos para que de una vez puedas deshacerte de ellas!

Tipos de verrugas

Existen varios tipos de verrugas:

  • La común se ubica en el dorso de las manos, alrededor de las uñas y en la boca, o en un lugar donde pueda haber erosiones o padrastros. Tienen forma de colifor y también pueden aparecer alrededor de la barba o del cuero cabelludo
  • La plantar situada en cualquier parte de la planta del pie tiene una forma plana debido a la presión que ejerce el cuerpo sobre ellas. Se identifica con puntos negros que son los vestigios de los vasos sanguíneos. Pueden llegar a ser demasiado dolorosas al andar.
  • La genital o también conocidas como condilomas, se localizan en el ano, zona perional, pene o vagina. Se manifiestan en grupos de pequeñas verrugas de un color gris claro y pueden aumentar de tamaño si no se trata rápidamente.

verruga plantar. Verrugas corporales, vph, nitrógeno. MediQuo, Tu amigo médico. Chat médico.

Cómo actuar frente a una verruga

Sin tratamiento, puede las verrugas pueden desaparecer en el periodo de entre 6 meses a 2 años. Normalmente, una verruga no aguanta más de 5 años en el cuerpo. Por el contrario, en los niños, las verrugas suelen desaparecer sin aplicar ningún tratamiento.

Hay que ir al médico  en los siguientes supuestos:

  • Un bebé o niño pequeño tiene una verruga en cualquier parte del cuerpo.
  • La verruga está en la cara, los genitales o el área anal.
  • La verruga se vuelve dolorosa o roja.
  • La verruga está inflamada, sangrando o exudando pus.

Diagnóstico y tratamiento de las verrugas

Al examinar la verruga, el dermatólogo podrá necesitar realizar una biopsia de piel.

Los tratamientos para las verrugas pueden ser diversos, entre ellos:

  • Cantaridina es un compuesto químico que se utiliza en el tratamiento de las verrugas víricas y moluscos contagiosos.
  • Crioterapia o congelación. Es el tratamiento más habitual.
  • Electrocirugía y legrado o quemadura es un buen tratamiento para las verrugas comunes, las verrugas filiformes (son las que tienen hilos largos o dedos delgados que sobresalen) y las verrugas de los pies. El legrado consiste en raspar la verruga con un cuchillo afilado o una herramienta pequeña en forma de cuchara.
  • Escisión o corte de la verruga.

Si las verrugas son difíciles de tratar, el dermatólogo puede usar uno de los siguientes tratamientos:

  • Tratamiento con láser.
  • Peelings químicos.
  • Bleomicina que consiste en la inyección de un medicamente anticanceroso, la bleomicina. Pueden tener otros efectos secundarios, como pérdida de uñas si se administran con los dedos.
  • Inmunoterapia: este tratamiento utiliza el propio sistema inmune del paciente para combatir las verrugas. Un tipo de inmunoterapia consiste en aplicar un producto químico, como diphencyprone (DCP), a las verrugas.
  • Otro tipo de inmunoterapia consiste en la aplicación de inyecciones de interferón. Las inyecciones pueden estimular el sistema inmune del organismo, lo que le otorga la capacidad para combatir el virus.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.