En momentos de sol, playa, piscina y vacaciones, nos encanta lucir un bonito bronceado. Es cierto que cada vez estamos más concienciados respecto a los peligros de la radiación solar, por ello usamos cremas, sprays, sticks, para protegernos de los rayos solares como bien indican los expertos de la piel, pero ¿nos protegemos desde el interior de la misma manera?.

Laura Villalta, la nutricionista nos propone una lista de alimentos para disminuir las patologías asociadas a los daños de los radicales libres y nos recuerda que una correcta alimentación e hidratación reforzará la protección natural de la piel.

Echando un vistazo a los escaparates de farmacias, parafarmacias, tiendas de belleza etc. encontramos un sinfín de suplementos orales destinados a potenciar el bronceado, a proteger nuestra piel con fórmulas que contienen betacarotenos. ¿A quién no le suena aquello de que comer zanahorias aumentará el bronceado?. Pero, ¿qué hay de cierto en este dicho tan instaurado en la sociedad?, apunta Villalta.

 

zanahoria, betacarotenos. Laura Villalta, mediquo, tu amigo médico.

 

Los expertos aseguran que una ingesta elevada de betacarotenos de origen natural mejora la capacidad de la piel para protegerse frente a la radiación solar, pero difícilmente potenciará el bronceado.

La confusión se debe a que un consumo muy elevado de este pigmento, por tratarse de una sustancia que se transforma en vitamina A liposoluble, se almacena en la grasa subcutánea de la piel proporcionando una ligera coloración rojiza, nada que ver con el bronceado. A pesar de poder encontrarlo en cápsulas cómodas de tomar, en ningún caso los efectos beneficiosos serán igual que ingiriendo el alimento que contenga este pigmento de forma natural.

Tenemos una innumerable lista de alimentos que nos pueden ayudar a evitar el daño solar, sin olvidarnos del uso del fotoprotector de alta protección +50.

Tomate, calabaza, melocotón, nectarinas, papaya, mango, pimiento… son solo algunos de los alimentos protectores de nuestras células, sin olvidar que debemos evitar la exposición solar prolongada durante las horas de sol más intensas, indica Villalta.

Una vez más, mediante una buena alimentación, brindaremos a nuestro organismo los medios para librarnos de daños en el ADN de nuestras células y así evitar patologías asociadas.

 

zanahoria, betacarotenos. Laura Villalta, mediquo, tu amigo médico.

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.