La incontinencia urinaria en hombres, puede ser consecuencia de determinadas factores que veremos a continuación. Este problema se traduce en la pérdida no voluntaria de orina, y conllevará a que el día a día sea muy limitante para quienes lo sufren.

Según diversos estudios, el 10% de la población masculina menor de 65 años, lo sufre. Dichas pérdidas pueden ser por el esfuerzo que se haga realizando algún estornudo, corriendo o incluso con una carcajada, otras veces las pérdidas son de urgencia y esto ocurre cuando entran ganas de orinar de manera urgente y de repente, e incluso los síntomas se podrán ver aumentados si hace frío, llueve o se está en contacto con el agua.

Las dificultades en la próstata también influirán en la incontinencia urinaria. Si ésta se hace más grande por una hiperplasia prostática benigna, puede bloquear la uretra, y la uretra bloqueada, hace que la vejiga se esfuerce más para exprimir la orina. En el caso de haber padecido cáncer de próstata o después de recibir radioterapia o cirugía para extirpar la próstata, también se producirán problemas con los nervios que controlan la vejiga. En cualquiera de los casos, acude a tu médico para una revisión.

Existen también ciertas enfermedades que pueden derivar en una incontinencia urinaria, como son:

  • Esclerosis múltiple: puede dañar los nervios que indican a la vejiga cuando vaciarse y puede llevar también a espasmos de vejiga
  • Diabetes
  • Alzheimer
  • Parkinson
  • Derrame cerebral, apoplejía

Otras causas pueden ser una operación en el intestino, la edad avanzada, obesidad o carencia de ejercicio, infección del tracto urinario, tos o estreñimiento.

¿Qué se puede hacer?

Algunas veces puede bastar con un cambio en los estilos de vida. Si tienes una incontinencia de urgencia, en la que de repente te orinas y tienes que ir al baño lo antes posible, el médico puede prohibirte algunos alimentos, cafeína o bebidas carbonatadas. Otras veces los ejercicios para tonificar los músculos del suelo pélvico, conocidos como Kegels, pueden ayudar en una incontinencia por estrés, o de urgencia.

En caso de incontinencia de urgencia, los medicamentos conocidos como anticolinérgicos o antimuscarínicos pueden ayudar a prevenir los espasmos de la vejiga. Igualmente pueden usarse dispositivos o productos absorbentes.

Si lo anterior no da un alivio suficiente, la cirugía puede ser de ayuda, bien sosteniendo la vejiga para que vuelva a su posición normal, o bien mediante una procedimiento o cirugía de cabestrillo, que usa una malla sintética o tejido natural para sostener la uretra, que es el tubo que transporta la orina.

 

Incontinencia urinaria en hombres. MediQuo, Tu amigo médico. Chat médico. Salud masculina.

¿Afecta a las relaciones sexuales?

Aunque la incontinencia urinaria produce una disminución de la libido, no tiene por qué afectar a las relaciones sexuales, ya que hay medidas que se pueden tomar como evitar el café o los líquidos una hora antes del inicio de la relación sexual, utilizar posiciones que no hagan presión en el abdomen, miccionar antes del inicio del contacto sexual, hablarlo con tu pareja y no caer en la ansiedad previa.

¿Afecta la incontinencia urinaria al día a día?

Lógicamente sí afecta, ya que si tienes miedo a tener escapes involuntarios de orina, puedes negarte a realizar tu actividad normal, sea laboral o social, y puedes tener miedo incluso a moverte o salir de casa. Además del pudor que suscita, llegando incluso a pensar que es un problema de edad que ya no puede tratarse. Recuerda beber agua a diario, evita el alcohol y corrige tu postura realizando ejercicios hipopresivos.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.